Un nuevo estudio reitera que la prueba del PSA no sirve como indicativo de tener cáncer de próstata 

 

Un grupo de investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York (EEUU), dirigido por Andrew Vickers acaba de publicar en el Journal of the National Cancer Institute un estudio según el cual que el nivel de la proteína PSA esté elevada no indica que alguien tenga un tumor maligno porque ello puede deberse a otras causas como, por ejemplo, un simple agrandamiento de la próstata. No es pues un indicador fiable de que alguien padezca cáncer. Es más, tras evaluar a más de 5.500 varones mayores de 55 años concluyen que ni siquiera la velocidad de crecimiento del PSA justifica una biopsia. Los autores calculan que en los últimos 20 años deben haber sido tratados de cáncer de próstata sin tenerlo al menos ¡un millón de hombres!

Hasta aquí la noticia. Nosotros recordamos que hace ya casi dos años -en el número 117 de la revista correspondiente a junio del 2009- publicamos un extenso y esclarecedor artículo titulado Ponen en duda que la prueba del PSA prostático sirva para algo (puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com) tras el quese nos tachó de sensacionalistas. Solo que apenas 9 meses después –lea la sección de Noticias del nº 126- se nos daría una vez más la razón. Richard Ablin,profesor de Inmunología y Patología en el Colegio de Medicina de la Universidad de Arizona (EEUU) y presidente de la Fundación Robert Benjamin Ablin de Investigación del Cáncer que fue precisamente quien desarrolló en su día el análisis de antígeno prostático específico (PSA) reconoció públicamente en un artículo publicado en el New York Times que ese test -el más usado en el mundo para detectar el cáncer de próstata- es "demasiado caroy poco efectivo". “No es más eficaz que tirar una moneda al aire” reconoció añadiendo: "Nunca soñé que ese descubrimiento que realicé hace cuatro décadas iba a desatar un desastre para la salud pública impulsado por el ansia de ganancias".“Ese test –añadiría-revela simplemente la cantidad de antígeno de la próstata que un hombre tiene en sangre pero una infección, la ingesta excesiva de medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o una simple inflamación benigna de la misma pueden alterar los niveles del PSA sin que ello sea señal de la existencia de cáncer. Hombres con lecturas de bajo nivel podrían albergar cánceres peligrosos y otros con lecturas altas estar completamente sanos”.

"He intentado aclarar todos estos años–aseguraría- que LA PRUEBA DE PSA NO PUEDE DETECTAR SI UNA PERSONA TIENE CÁNCER DE PRÓSTATA y, lo que es más importante, no puede distinguir entre dos tipos de cáncer de próstata: el que puede provocar la muerte y el que no. El test simplemente revela cuánto antígeno prostático hay en sangre" (los subrayados, mayúsculas y negritas son nuestras). Ablin terminaría su confesión denunciando que las farmacéuticas sigan vendiendo el test y los médicos recomendándolo.

Bueno, pues estamos en marzo del 2011 y todo sigue igual. No hay nada que hacer. Es imposible ya eliminar de los atrofiados cerebros de los oncólogos y de las autoridades sanitarias tantas creencias sin fundamento como albergan.