UNA PARAPLÉJICA MONTA EN BICICLETA GRACIAS A UN IMPLANTE ELECTRÓNICO

Situado en la columna, estimula los nervios de las piernas

Una parapléjica británica es capaz de montar en un triciclo especial y nadar después de haberse sometido a un implante electrónico en su columna. La técnica ha sido desarrollada por investigadores del grupo de implantes del Colegio Universitario Londres (Gran Bretaña). El líder del grupo, el doctor Nick Donaldson, lleva investigando la técnica Larsi (Lumbar Arterial Root Stimulation Implant)desde 1977 y, finalmente, Julie Hill, ha sido la primera persona en el mundo en probarla. Hill perdió la movilidad de sus piernas hace nueve años en un accidente de tráfico.
El implante electrónico estimula los doce nervios -seis en cada pierna- que controlan los músculos de los miembros inferiores. Tiene un diámetro de 5,08 cms., un grosor de 1,27 cms. y se injerta en la parte inferior de las costillas que está unida nerviosamente con la zona baja de la columna. Allí se conecta con los doce nervios de las piernas.
La estimulación eléctrica realiza la misma función que el sistema nervioso. Enviando estímulos diferentes se realizan diversos ejercicios, como nadar, pedalear e, incluso, caminar. La compleja operación duró ocho horas, de las que seis se destinaron a determinar con precisión qué nervios había que conectar.