Unos parches con olor a vainilla eliminan el deseo de comer chocolate 

Los parches con olor a vainilla parecen tener un desconocido efecto sobre el cerebro que inhibe en buena medida el deseo de comer chocolate, según las conclusiones de un grupo de investigadores del Hospital Saint George de Londres.
El descubrimiento, que aún no ha sido explicado por los científicos, podría estar relacionado con una alteración de los niveles de serotonina que segrega el cerebro.
Los investigadores hicieron el estudio con personas de más de seis kilos de sobrepeso encontrándose con que las que utilizaron parches de vainilla perdieron un promedio de 2,2 kilos mientras el grupo que usó parches con olor a limón o no usó ninguno sólo perdió de media 1,4 y 1,1 kilos, respectivamente. Los parches no parecen incidir en el consumo de productos salados o alcohol.
El invento pretende comercializarse de inmediato. A quienes hacemos esta revista nos parece lamentable. Ignoramos si los parches de vainilla sirven realmente o no para reducir las ganas de comer chocolate pero pretender hacernos creer que es así con un estudio tan pobre y unos resultados tan discutibles nos parece vergonzoso. Se está jugando miserablemente desde hace tiempo con los millones de personas que padecen sobrepeso u obesidad, víctimas propiciatorias de todo tipo de presuntos productos adelgazantes inútiles.