El chocolate negro reduce los síntomas de la fatiga crónica

Entre otras notables propiedades

El chocolate negro reduce los síntomas de la fatiga crónica. Así lo indica un estudio piloto realizado por investigadores de la Hull York Medical School en el Reino Unido coordinado por el endocrinólogo Stephen Atkin. Para comprobarlo dio a una decena de enfermos 45 gramos diarios -a cinco chocolate negro con alto contenido de cacao y a los otros cinco chocolate blanco con colorante- durante dos meses. El tercer mes descansaron y luego se lo hizo tomar de nuevo durante otros dos meses pero intercambiando entre ellos el tipo de chocolate. Pues bien, todos ellos afirmaron que la fatiga fue mucho menor cuando tomaron el chocolate negro. Al punto de que todos ellos pudieron volver a trabajar. El grupo era pequeño pero los resultados son significativos y no se produjo aumento de peso en ninguno de los enfermos…
Atkin piensa que el resultado puede deberse a que el chocolate negro es muy rico en polifenoles y parece mejorar los niveles de serotonina en el cerebro, uno de los factores asociados al síndrome de fatiga crónica.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte debemos añadir que lo “descubierto” en realidad ya se sabía. Y que las razones de que los otros chocolates no tengan las mismas propiedades se debe a que contienen leche de vaca y azúcary, sobre todo, a que en la mayoría de los casos las empresas chocolateras han eliminado de ellos las epicatequinas que contiene el cacao al fabricar industrialmente sus productos porque dan sabor amargo. Las epicatequinas son un tipo de flavonoides presentes en el cacao -al igual que en el té, el vino y algunas frutas y vegetales- entre cuyas propiedades está la de elevar los niveles de óxido nítrico en sangre, algo que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo sanguíneo. Y de hecho es a su presencia a la que achacó en un artículo publicado en International Journal of Medical Sciences Norman Hollenberg -miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (EEUU)-, tras investigar durante 15 años a centenares de personas mayores, su convencimiento de que el cacao previene las patologías cardiovasculares, el cáncer y la diabetes.
En cuanto al cacao puro –sin azúcar ni añadidos- es cierto que no engorda. Y en España hoy puede conseguirse en tabletas con un porcentaje de cacao del 98%.