DISCOVERY DSALUD TELEVISIÓN
CONSEJO ASESOR DSALUD



 

EL 55% DE LAS MENORES DE 21 AÑOS SEXUALMENTE ACTIVAS PODRÍAN CONTRAER EL VIRUS DEL PAPILOMA EN TRES AÑOS

Más de la mitad de las mujeres que hoy tienen menos de 21 años y son sexualmente activas tienen una alta probabilidad de contraer el virus del papiloma humano antes de tres años. Además, el riesgo de contagio se multiplica por diez con cada nueva pareja. Así lo asevera al menos un grupo de investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) en un estudio que acaban de publicar en JAMA. El virus del papiloma (VPH) está involucrado en el 70% de los casos de cáncer del cuello uterino, uno de los tumores malignos de aparición más frecuente en la mujer. Este agente infeccioso se trasmite a través de las relaciones sexuales y puede permanecer en estado latente incluso durante 25 años. El estudio demuestra que las mujeres infectadas por ese virus desarrollan cambios benignos en las células del cuello uterino -un tipo de lesiones llamado LSIL que se presentó en el 30% de las mujeres estudiadas- sin que ello influyera en su nivel de actividad sexual o en la presencia de otro tipo de enfermedades de transmisión sexual. El estudio se llevó a cabo entre 1999 y 2000 en hospitales de la zona de San Francisco con mujeres de edades comprendidas entre los 13 y los 21 años de las que 496 estaban infectadas con el virus pero no presentaban LSIL y 195 tenían LSIL pero no estaban infectadas por el virus. La mayoría de ellas -el 90%- autoeliminó el virus del organismo en tres años (aunque muchas se pueden reinfectar). Las conclusiones del documento indican que el 55% de las jóvenes no infectadas por el virus del papiloma y sexualmente activas lo estarán probablemente dentro de tres años. El uso de anticonceptivos orales reduce el riesgo de contagio a la mitad.

(Información publicada en noticias del número 31).

¿VACUNA CONTRA EL CÁNCER DE ÚTERO?

Dicen los expertos que dos de los cien tipos diferentes que existen del Virus del Papiloma Humano (VPH) pueden provocar un tumor en el cuello del útero. Así que dos laboratorios -GlaxoSmithKline y Merck & Co pretenden comercializar en breve una "vacuna" que impida la infección. Según afirman, los resultados obtenidos hasta el momento son "excelentes" y suponen "una gran esperanza" sobre todo para la población de los países en vías de desarrollo donde la incidencia de esta enfermedad es mucho más alta que en los lugares industrializados. Concretamente, las variantes que causan unas 250.000 muertes cada año son la 16 (responsable del 50% de los casos, aproximadamente) y la 18 (origen del 20%). Luego una vacuna que previniera el contagio de esas dos cepas "podría prevenir el desarrollo de más del 70% de los tumores de cuello de útero en todo el mundo". La vacuna se basa en una molécula artificial creada genéticamente que es prácticamente idéntica al tipo del VPH contra el que se quiere inmunizar al paciente pero que no contiene ADN viral en el núcleo y, por tanto, carece de capacidad dañina. La idea es introducirla en el organismo humano para que el sistema inmune crea que se trata de un virus natural dañino y ponga en marcha los mecanismos de defensa para combatirlo. Y para potenciar su eficacia se ha añadido una sustancia que multiplica la intensidad de reacción del organismo por cien. Las vacunas de ambas empresas podrían estar a la venta el año que viene. La vacuna de la GlaxoSmithKline protegería contra los tipos 16 y 18 del VPH mientras que la de Merck & Co lo haría además de las cepas 6 y la 11 (responsables de la aparición de las verrugas genitales). En Madrid, el doctor José García Sicilia -pediatra que trabaja en el Hospital La Paz, está dirigiendo un ensayo clínico con esta vacuna en más de un centenar de niñas de entre 10 y 14 años. "El riesgo de complicaciones y efectos adversos es prácticamente nulo -dice el mencionado médico-. Sólo hemos detectado las reacciones típicas de cualquier vacuna: hinchazón, dolor local, irritación". Añadiendo que sería idónea "la vacunación universal" de niñas y mujeres. Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte, decir sólo que esta última propuesta -la vacunación universal- no se justifica en absoluto. Es más, está por ver si se justifica el uso de esa vacuna en los países industrializados porque la mayor parte de las féminas afectadas pertenecen a países en desarrollo carentes de la más mínima higiene. Aun más, afirmar con tan poco tiempo que la vacuna carece de riesgos es una afirmación gratuita propia de las agresivas campañas de marketing que usan esas multinacionales aprovechando la docilidad de algunos médicos y la nula capacidad crítica de los periodistas del ámbito sanitario. No olvidemos que hablamos de dos multinacionales recientemente envueltas en casos de corrupción y soborno de médicos..

(Información publicada en noticias del número 67).
 

PRETENDEN HACER OBLIGATORIA UNA VACUNA PARA INTENTAR ERRADICAR EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

La Agencia Europea del Medicamento y la FDA han autorizado a la multinacional farmacéutica Merck Sharp & Dohme (MSD) la comercialización de una vacuna tetravalente recombinante bautizada como Gardasil para evitar la infección por cuatro serotipos -de los sesenta que existen- del Virus del Papiloma Humano (VPH): los números 16 y 18 -a los que se achaca el 70% de los tumores malignos de cuello uterino- y los números 6 y 11 -a los que se achaca ser la causa del 90% de las verrugas genitales-. La pretensión es que se vacunen todas las niñas entre 9 y 15 años así como las mujeres de 16 a 26. Y que van en serio lo demuestra que el en el estado norteamericano de Michigan (EEUU) se ha decidido obligar a todas las niñas de 11 y 12 años a vacunarse. Ahora la estrategia es ampliar la vacunación a los varones con el argumento de que transmiten la infección y también pueden sufrir verrugas y tumores anales y del tracto genital. Estrategia que cuenta con el apoyo de la revista The Lancet, abierta partidaria de que se vacunen ambos sexos pidiendo incluso para ello que se hagan ensayos en niños. Todo lo cual se justifica diciendo que la vacuna ha demostrado en ensayos clínicos ser eficaz al 100% para prevenir el contagio de esos cuatro subtipos del Virus del Papiloma Humano (VPH) tras un estudio con 27.000 personas de 33 países. En España va a comercializarla por Sanofi Pasteur MSD. Hasta aquí la noticia. Nosotros debemos añadir algo: la pretensión de hacer obligatoria la vacuna es intolerable. Si tal cosa sucede instaremos la presentación de una querella criminal contra quienes lo hagan posible. En primer lugar porque la obligatoriedad viola los derechos fundamentales de la persona. En segundo lugar porque el hecho de que esté demostrada la "relación" de unos virus con una patología no implica que los mismos sean la causa. Es sólo una posibilidad. Está por demostrar. Y tercero, precisamente por eso la multinacional se cubre las espaldas. ¿Cómo? Alegando que tales virus son la causa del 70% de los tumores malignos de cuello uterino y del 90% de las verrugas genitales. Porque de esa manera, si la vacuna no impide que una niña o una mujer se contagie podrán alegar que ya advirtieron de que el 30% del los tumores y el 10% de las verrugas no se deben a esos virus y, por tanto, no es que la vacuna no haya resultado eficaz sino que en esos casos la causa es "otra" (sin especificarla, por supuesto). En otras palabras: con esa táctica, como hemos denunciado en otras ocasiones, cualquier producto puede comercializarse como vacuna... de lo que sea. Y luego se alega que si no funciona es porque la enfermedad manifestada se ha debido "a las otras causas".

(Información publicada en noticias del número 89).
 

¡NO VACUNE A SU HIJA!

Sí, somos contundentes. No vemos razón alguna para atender la recomendación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero -adoptada incomprensiblemente el pasado 24 de agosto a propuesta del Ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria- de vacunar a todas las niñas de entre 11 y 14 años con Gardasil, vacuna tetravalente recombinante comercializada en España por Sanofi-Pasteur-Merck Sharp & Dohme que se supone protege de algunas variantes del Virus del Papiloma Humano (VPH) y que fue presentada hace escasas semanas en los medios de comunicación de forma absolutamente gratuita como "la vacuna contra el cáncer de útero". Y no sólo porque jamás se ha probado en niñas de esas edades sino porque no hay nada que justifique su eficacia y, por tanto, no se entiende ni la necesidad de una vacunación masiva ni las prisas por hacerlo.

(Editorial del número 99).
 

EL SINSENTIDO DE LA VACUNA PARA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

El Gobierno español pretende que todas las niñas de entre 11 y 14 años reciban en nuestro país la llamada Vacuna del Virus del Papiloma Humano dos de cuyas variantes son consideradas la causa del 70% de los tumores malignos de cuello uterino y del 90% de las verrugas genitales. Una decisión adoptada ¡en Consejo de Ministros! lo que demuestra que se trata de una cuestión política y no sanitaria. Y no sólo porque la vacuna jamás se ha probado en niñas de esas edades sino porque no hay nada que justifique su eficacia y, por tanto, no se justifica ni la vacunación masiva ni las prisas por hacerlo.

(Información publicada en el número 99).
 

PIDEN UNA MORATORIA EN LA APLICACIÓN DE LA "VACUNA DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO" EN ESPAÑA

Un grupo de profesionales de la salud ha hecho público un documento en el que pide una moratoria en la aplicación de la "vacuna del virus del papiloma humano" en España. Y entre ellos están Carlos Alvarez-Dardet -catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante y Director del Journal of Epidemiology and Community Health-, Miquel Porta -catedrático de Salud Pública en el Instituto Municipal de Investigación Médica y en la Universidad Autónoma de Barcelona-, Ildefonso Hernández-Aguado -catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández-, Beatriz González López-Valcárcel -catedrática de Economía Aplicada en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria-, María José Rabanaque Hernández -Profesora Titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Zaragoza-, Soledad Márquez Calderón -miembro de la Fundación Instituto de Investigación en Servicios de Salud de Sevilla-, Lucía Artazcoz -investigadora del Centro de Análisis y Programas Sanitarios Leonor Taboada-, Juan Gérvas -miembro del madrileño Equipo CESCA-, Carmen Valls Llobet -especialista en Medicina Interna y Endocrinogía-, Carmen Sánchez Contador -doctora del Servicio de Promoción de la Salud en la Consejería de Salud de Baleares-, Carmen Mosquera Tenreiro -epidemióloga en la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios de Asturias-, María José Hernandez Ortiz -presidenta de ADIBS (Asociación de Mujeres y Salud de las Islas Baleares) y Jimena Jiménez Madrazo -doctora del Instituto DIS (Dona i Salut) de Baleares. Y entre las razones que alegan están que "la decisión tomada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) que dio luz verde a la inclusión en el calendario vacunal en España, con cargo al sistema sanitario público de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) se tomó a pesar del alto precio de las dosis y de las dudas más que razonables sobre su eventual capacidad y eficiencia para prevenir un número sanitariamente relevante de muertes por cáncer de cérvix en mujeres españolas, comparado con las actuales prácticas preventivas. Si la vacuna se aplicara a partir del año que viene supondría, sólo en costos de compra del producto (464,58 por persona), sin tener en cuenta el aparato logístico que deberá desarrollarse ex novo para alcanzar una cobertura significativa en cada cohorte de niñas, del orden de unos 125 millones de euros anuales. Para cuando se empiecen a prevenir los primeros casos de cáncer de cuello uterino, dentro de al menos 30 años, el SNS se habrá gastado unos 4.000 millones de euros. Prevenir una sola muerte por cáncer de cérvix, entonces, habrá costado al SNS 8 millones de euros, sin ahorrar un solo euro en el dispositivo actual de detección precoz por citología y tratamiento pues se recomienda seguir desarrollando estas prácticas aún en poblaciones vacunadas. Lo abultado de las cifras arroja serias dudas sobre el costo oportunidad de la medida, con esta cuantiosa inversión". Y en cuanto a su eficacia afirman: "La vacuna del VPH ha sido promocionada ante la opinión pública, los sanitarios y los decisores políticos como una vacuna eficaz en la prevención del cáncer de cuello uterino y el sufrimiento que acarrea en las mujeres cuando esto no es cierto. Sencillamente, esta evidencia científica aún no existe. Los ensayos sobre la vacuna no han podido ver su efecto en la prevención del cáncer ya que éste tarda mucho en desarrollarse; además hay posibilidades reales, comprobadas, de cortar el proceso antes de que el cáncer se desarrolle, tanto mediante la inmunidad natural como con el cribado de lesiones precancerosas y su tratamiento. El ensayo que más tiempo de seguimiento ha tenido hasta ahora ha sido de 6 años (y es un ensayo de fase II) y el ensayo en fase III con mayor seguimiento hasta ahora tiene tan sólo 3 años. Dado que el cáncer que se pretende prevenir tarda 30, 50 o más años en desarrollarse, la brevedad de los ensayos es obvia. Por tanto, hará falta aún bastante tiempo para ver si las personas vacunadas en los ensayos clínicos desarrollan o no menos cánceres que las no vacunadas." Y añaden: "También se han planteado objeciones razonables relacionadas con la duración de inmunogenicidad -aún no se sabe si serán necesarias dosis de recuerdo o no- y sobre el comportamiento de los serotipos no incluidos en la vacuna, que quizás ocupen el nicho ecológico de los ahora incluidos. Hay ejemplos recientes de las consecuencias del uso de la vacuna neumocócica sobre la aparición de serotipos no cubiertos con la vacuna que son multiresistentes a los antibióticos y que causan enfermedad neumocócica invasiva. Ante esta situación de utilidad aún no demostrada, altos costes para el SNS y prevalencia baja, la decisión más racional sería, y es, esperar a que se acumule más evidencia científica". "¿Cómo podemos explicarnos que el SNS no tome la decisión más racional posible -agregan- cuando se trata de defender el bien público? Obviamente la industria farmacéutica y especialmente las compañías promotoras llevan años desarrollando estrategias de cooptación y creación de un clima de opinión favorable, exagerando riesgos con el fin de convencernos, primero, de que existía un problema, y de que luego ellos, precisamente, tenían la solución. Las estrategias de disease mongering -invención o exageración de enfermedades para introducir luego un producto farmacéutico- han sido criticadas duramente y con toda razón desde la deontología publicitaria por el abuso de la buena fe y de la aspiración a no sufrir enfermedades que naturalmente tienen la población y los políticos, a menudo legos en cuestiones sanitarias. El caso que nos ocupa supone la consideración novedosa, muy grave, de que toda infección por VPH es una enfermedad a prevenir, lo que es falso; y además con el énfasis, sin duda interesado, en la -no demostrada- prevención del cáncer de cuello uterino en España. La industria farmacéutica tiene legítimos intereses financieros, pero no todos ni siempre están en sintonía con las necesidades de salud de la población. El escándalo reciente de la terapia hormonal sustitutoria, y la evidencia de que la industria escondió a la opinión pública durante 30 años graves efectos secundarios del tratamiento de una "enfermedad" previamente inventada, no coloca a este sector en una situación de gran credibilidad pública como garante de nuestra salud". Los firmantes entienden por todo lo expuesto que procede declarar de inmediato una moratoria en la aplicación de la vacuna. "Nadie -argumentan- ha justificado que haya prisa para la aplicación de este nuevo programa; por ello solicitamos abrir un periodo de reflexión, de seguimiento de los efectos de la vacuna en poblaciones reales y de realización de estudios para conocer el coste-efectividad a medida que haya nuevos datos. Todo ello permitirá solventar las dudas razonables que existen sobre la idoneidad de este programa de vacunación para España". Discovery DSALUD ya se pronunció sobre este asunto de forma contundente en el nº 99 -correspondiente al mes de Noviembre- a cuyo asunto dedicó la Portada y el Editorial así como un largo artículo (lea lo publicado en nuestra web: www.dsalud.com). Por supuesto no esperamos que esa solicitud sea atendida. Porque no estamos hablando de salud -aunque puede estar en juego la de cientos de miles de niñas- sino de un fabuloso negocio y la ética hay que apartarla en estos casos. De eso nuestros representantes políticos saben mucho.

(Información publicada en noticias del número 101).
 

¿ES POSIBLE DESACTIVAR LOS EFECTOS NEGATIVOS DE UNA VACUNA?

El Dr. Jean Elmiger desarrolló un sistema muy ingenioso para desactivar los efectos adversos de las vacunas que consiste en dar la misma vacuna pero en diluciones homeopáticas; lo que se conoce como un nosode. Pues bien, la Dra. Montserrat Palacín fue un día consultada por unos familiares porque su caballo sufría una parálisis espástica de los miembros posteriores que le impedía hasta caminar. Ésta sospechó que se trataba de los efectos de alguna vacuna y les aconsejó seguir el mismo sistema. A las dos semanas se había recuperado. El veterinario, al constatar la rápida recuperación, se limitó a exclamar: "Si no lo veo no lo creo". Y ahí se terminó su curiosidad. La Dra. Palacín ha querido contarnos la experiencia por considerarla "altamente significativa", especialmente para que las personas valoremos con cuidado si se justifica vacunarnos tan alegremente cuando las consecuencias son en realidad imprevisibles.

(Información publicada en el número 102).
 

DOS JÓVENES SANAS MUEREN TRAS SER VACUNADAS CON GARDASIL

La Agencia Europea del Medicamento ha emitido un comunicado en el que dice que la causa del repentino e inesperado fallecimiento de dos mujeres sanas -una en Austria y otra en Alemania- que fueron inoculadas con Gardasil -la "vacuna" contra el Virus del Papiloma Humano (VPH)- no se ha podido establecer con seguridad por lo que el Comité de Medicamentos de Uso Humano de la agencia considera que los beneficios de la vacuna "siguen superando con mucho sus riesgos" y no va a retirarse del mercado. Se van a limitar a reclamar más información del producto a los fabricantes y "seguir de cerca" el tema. Sólo adoptará otras acciones si aparecen nuevos datos o casos que así lo aconsejen. Al parecer millón y medio de mujeres ya se han vacunado. Como nuestros lectores saben Discovery DSALUD informó sobre este asunto mediante un amplio reportaje en el nº 99 dedicándole la portada y el Editorial. Y el titular era categórico: ¡No vacune a su hija! Texto en el que entre cosas explicábamos que "no hay nada que justifique su eficacia y, por tanto, no se entiende ni la necesidad de una vacunación masiva ni las prisas por hacerlo. Es más, nos parece no sólo innecesario sino peligroso". En cuanto a la falacia de la Agencia Europea del Medicamento de que los beneficios de la vacuna superan con mucho sus riesgos recordamos que la propia ex ministra de Sanidad, Elena Salgado -que no consideraba su aprobación ni urgente ni prioritaria- admitió públicamente en España que "la efectividad real de la vacuna no se conocerá hasta dentro de 35 años". Ojalá nos equivoquemos pero mucho nos tememos que las muertes van a segur produciéndose. Pero no importa: siempre podrá alegarse que la "relación causa-efecto" no ha sido "demostrada". Aunque muera gente sana tras ponerse la vacuna sin explicación alguna.

(Información publicada en noticias del número 103).
 

CINCO NUEVOS ALTOS CARGOS EN EL MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO

El Gobierno, a propuesta del Ministro de Sanidad y Consumo Bernat Soria, aprobó a finales de abril el nombramiento de cinco nuevos altos cargos: el de Juan Carlos Martínez -hasta ese momento director de Comunicación- como Director del Gabinete del Ministro, el de Etelvina Andreu -licenciada en Ciencias Físicas y doctora en Medicina- como Directora General de Consumo, el de Ildefonso Hernández Aguado - catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública y experto en Epidemiología y Estadística- como Director General de Salud Pública, el de Alberto Infante - doctor en Medicina y diplomado en Administración General de Empresas y Análisis de Sistemas- como Director General de Cohesión del Sistema Nacional de Salud y el de Pablo Rivero Corte -licenciado en Derecho y diplomado en Ciencias Empresariales- como Director General de la Agencia de Calidad. Lo que sin embargo ha destacado más -a nuestro juicio- de estos nombramientos es que el nuevo Director General de Salud Pública, durante cuatro años presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) , es uno de los expertos que reclamó públicamente que el Sistema Nacional de Salud aplicara una moratoria en la aplicación de la Vacuna del Virus del Papiloma Humano tanto "por el alto precio de las dosis" como "por las dudas más que razonables sobre su capacidad y eficiencia para prevenir un número sanitariamente relevante de muertes por cáncer de cérvix en mujeres españolas comparado con las actuales prácticas preventivas ". Autor de un centenar de artículos de investigación en prestigiosas revistas españolas y extranjeras así como fundador del Grupo Español para la Investigación de las Enfermedades de Transmisión Sexual se le tiene por una persona que se rige por la ética. No negamos pues que nos sorprende positivamente su nombramiento por lo que estaremos pendientes de sus primeras decisiones.

(Información publicada en noticias del número 106).
 

LA WORLD ASSOCIATION FOR CANCER RESEARCH (WACR), EN MARCHA

La World Association for Cancer Research (WACR), entidad que fue oficialmente presentada ante algo más de mil personas -la mayoría médicos y profesionales de la salud- al inicio del II Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer celebrado hace ahora un año en Madrid, ha estado trabajando de forma discreta desde entonces pero ha llegado el momento de dar a conocer sus planes y actuaciones. Especialmente el acuerdo al que ha llegado con la Sociedad Española de Profesionales en Defensa de la Salud recientemente constituida y que integran varios bufetes de abogados.

(Información publicada en el número 107).
 

LA COMUNIDAD DE MADRID PRETENDE PONER A 32.500 NIÑAS LA “VACUNA CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO”

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid pretende poner a partir de septiembre a las 32.500 niñas nacidas en 1994 –y que, por tanto, cumplirán 14 años en el 2008- la falsamente llamada “vacuna contra el cáncer de cérvix” dedicando a ello 9.241.169 euros. El Consejero de Sanidad madrileño, Juan José Güemes, en un alarde de intolerable demagogia, presumiría al dar la noticia de que había conseguido una rebaja del precio de cada dosis y en lugar de pagar 103 euros por cada una “sólo” abonará 92,9. Según explicó en la Comunidad de Madrid se registran unos 400 casos de cáncer de cuello de útero al año siendo la mortandad por esta patología de 60 fallecimientos anuales. Lo que no dijo es que en ningún caso se trató de niñas sino de personas adultas cercanas a la ancianidad. La Word Association for Cancer Research (WACR) ha decidido tomar medidas para evitarlo y además pondrá a disposición de las familias abogados especializados a fin de que si alguna niña sufre efectos adversos graves por ponerse la vacuna puedan querellarse contra el Consejero de la comunidad madrileña y contra el laboratorio fabricante..

(Información publicada en noticias del número 107).
 

¿POR QUÉ NADIE ESCUCHA?

Vivimos en una sociedad en la que la mentira y la manipulación –además de la corrupción- son tan habituales y están tan profundamente arraigadas –especialmente en el ámbito del poder político, judicial, económico y mediático- que hoy es difícil dar a conocer cualquier información –aún estando contrastada- cuando no le interesa a cualquiera de esos poderes. Sus representantes se han acostumbrado incluso a mentir con desparpajo sabiendo que hacerlo no les supondrá ningún perjuicio.

(Editorial del número 109).
 

LA WORLD ASSOCIATION FOR CANCER RESEARCH (WACR ), CONTRA LA LLAMADA VACUNA DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

La Asociación Mundial para la Investigación del Cáncer (World Association for Cancer Research) hizo llegar el pasado 12 de septiembre a los medios de comunicación españoles un comunicado sobre la llamada Vacuna del Virus del Papiloma Humano del que no se quisieron hacer eco la mayor parte de ellos. Nosotros, por su interés e importancia, lo transcribimos íntegramente sin comentarios para conocimiento de nuestros lectores:
“La World Asociación Foz Cancer Research (WACR), ante el comienzo en España de la inoculación masiva en niñas de la llamada Vacuna del Virus del Papiloma Humano, reitera públicamente que tal acción no se justifica ni médica ni científicamente porque ni se ha probado que la vacuna sea eficaz, ni es cierto que impida a las vacunadas contraer en el futuro cáncer cervico-uterino, ni hay estudios que avalen su seguridad. Antes bien, hay datos suficientemente alarmantes como para aplazar esa decisión cuya urgencia no se justifica en absoluto. Basta para entenderlo saber que:
1. La eficacia real de la vacuna no podrá constatarse antes de 30 o 35 años. Lo reconoció públicamente la ex Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado.
2. No hay datos suficientes que avalen la seguridad de la vacuna. La FDA norteamericana aprobó la vacuna por la vía rápida -incomprensiblemente porque la incidencia de este problema en el mundo es muy baja- permitiendo al laboratorio fabricante que la vendiera sin tener que presentar el estudio masivo exigido ¡hasta septiembre del 2009! Luego, ¿por qué no se espera al menos hasta esa fecha?
3. No se han realizado ni siquiera estudios de genotoxicidad y carcinogenicidad de la vacuna a largo plazo. Luego, paradójicamente, nadie puede asegurar que las niñas no contraigan cáncer por vacunarse. O que se intoxiquen a nivel genético.
4. Nadie puede garantizar que las niñas no padecerán cáncer cervico-uterino en el futuro por vacunarse. Quien afirma tal cosa miente.
5. A la opinión pública se le está ocultando que según la organización no gubernamental estadounidense Judicial Watch -dedicada a examinar las acciones del Gobierno norteamericano- hasta mediados de junio de este año ha habido en Estados Unidos 18 personas muertas y 8.864 que han sufrido efectos adversos tras ser vacunadas con Gardasil. Las autoridades sanitarias dicen que aunque la relación en el tiempo es evidente –tuvieron lugar después de vacunarse- no hay pruebas concluyentes de que la causa sea la vacuna. Cabe agregar que tampoco de lo contrario.
6. La urgencia por vacunar no se justifica. El Virus del Papiloma Humano no es una enfermedad aerotransportada altamente infecciosa que justifique una vacunación obligatoria. No hay un riesgo inmediato de transmisión rápida del VPH en nuestras escuelas al igual que pudiera llegar a ocurrir en un momento dado con un brote de meningitis o sarampión.
7. No se está informando adecuadamente a la ciudadanía de que la vacuna es voluntaria. Antes bien, se está haciendo creer a los padres que es poco menos que imprescindible mediante informaciones sesgadas y campañas publicitarias claramente engañosas.
8. Los tipos de alto riesgo del virus para los que se supone sirve la vacuna (16 y 18) tienen en España un predominio muy bajo. En nuestro país la prevalencia de infección por VPH es de hecho una de las más bajas de Europa.
9. Ni siquiera se conoce durante cuánto tiempo protege la vacuna. Y ello puede obligar a tener que revacunar a las niñas y jóvenes una y otra vez cada cierto tiempo.
10. No se ha incidido suficientemente en el hecho de que la vacuna sólo funciona –si realmente lo hace- cuando la persona que la recibe no está ya infectada por alguno de los virus incluidos en ella en el momento de la inoculación. A pesar de lo cual se piensa poner la vacuna a todas las niñas sin comprobarlo.
11. Se ha hecho creer a la sociedad que en el seno de la comunidad médica y científica hay consenso sobre la eficacia y seguridad de la vacuna y sobre la conveniencia de utilizarla pero eso es absolutamente falso. El actual Director General de Salud Pública, D. Ildefonso Pérez, se mostró pública y rotundamente contrario a la vacuna antes de asumir su actual cargo cuando ejercía como catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández-. Y el Dr. Juan Gérvas -miembro del equipo CESCA, colectivo español que agrupa a muchos médicos de Atención Primaria- se manifestó en el mismo sentido. Es más, recordamos que hay un manifiesto solicitando la moratoria de la vacuna firmado por numerosos médicos entre cuyos firmantes están Carlos Alvarez-Dardet -catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante y Director del Journal of Epidemiology and Community Health-, Miquel Porta -catedrático de Salud Pública en el Instituto Municipal de Investigación Médica y en la Universidad Autónoma de Barcelona-, Beatriz González López-Valcárcel -catedrática de Economía Aplicada en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria-, María José Rabanaque Hernández -Profesora Titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Zaragoza-, Soledad Márquez Calderón –miembro de la Fundación Instituto de Investigación en Servicios de Salud de Sevilla-, Lucía Artazcoz –investigadora del Centro de Análisis y Programas Sanitarios Leonor Taboada -, Carmen Valls Llobet –especialista en Medicina Interna y Endocrinogía-, Carmen Sánchez Contador -doctora del Servicio de Promoción de la Salud en la Consejería de Salud de Baleares-, Carmen Mosquera Tenreiro –epidemióloga en la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios de Asturias-, María José Hernandez Ortiz -presidenta de ADIBS (Asociación de Mujeres y Salud de las Islas Baleares) y Jimena Jiménez Madrazo –doctora del Instituto DIS (Dona i Salut) de Baleares. Y así hasta más de 3.700 personas que exigen que se informe de la verdad.
12. La vacuna puede crear a la larga un falso sentido de protección al no afirmarse claramente que no inmuniza contra el cáncer de cerviz lo que puede originar descuidos en los controles anuales que sí se consideran cruciales para diagnosticar displasias antes de que puedan convertirse en cáncer.
13. No se han dado a conocer los artículos existentes sobre los posibles efectos secundarios de la vacuna, ni sobre los riesgos que comporta que la misma se inocule a la vez que otras.
14. Tampoco está debidamente explicado por qué Merck testó Gardasil contra un placebo que contenía aluminio. Mientras la mayoría de los placebos tienen base salina la FDA permitió a Merck usar un placebo con aluminio lo que indudablemente reduce la posible diferencia estadística en el número de efectos secundarios entre el producto y el placebo.
15. Se trata de una vacuna con un coste elevado. ¿A qué otros servicios médicos públicos tiene que renunciar o dejar de atender la sociedad debido al coste de la vacuna teniendo en cuenta la relación coste-beneficio de la misma?
En suma, la World Association for Cancer Research (WACR) considera injustificada en este momento la vacunación masiva impulsada por las Administraciones sanitarias y está dispuesta a aconsejar a los padres cuyas hijas pudieran enfermar -o morir- tras ser vacunadas los pasos legales adecuados para exigir las responsabilidades civiles y penales correspondientes.
Es más, si tales hechos se producen la WACR presentará además por su parte querellas criminales contra todos quienes resulten responsables”.

(Información publicada en noticias del número 109).
 

MÁS VÍCTIMAS DE LA LLAMADA VACUNA CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Mientras las administraciones sanitarias españolas dilapidan en plena crisis el erario público subvencionando la gratuitamente llamada Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano e instando a los padres a que se la pongan a sus hijas -aun cuando es "voluntaria" y jamás ha demostrado su eficacia- el número de niñas que ya ha sufrido graves efectos secundarios e incluso muertes que se achacan a la vacuna aumenta. En Estados Unidos han fallecido ya 18 niñas tras ser vacunadas y más de 8.000 han sufrido "eventos adversos". Razón por la que ya se han presentado ante los tribunales las primeras demandas contra Merck, fabricante de Gardasil. Obviamente tanto la multinacional como la FDA niegan que exista relación de causa-efecto.

(Información publicada en el número 109).
 

EL PRESTIGIO DEL PREMIO NOBEL DE MEDICINA, EN ENTREDICHO

El comité del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) encargado de otorgar el Premio Nobel de Medicina ha decidido que este año lo compartan los investigadores franceses Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi por descubrir el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el alemán Harald zur Hausen por constatar que "el papilomavirus humano provoca el cáncer de cuello de útero ". Luc Montagnier -a quien entrevistamos en Madrid a principios de este año- es profesor emérito del Instituto Pasteur, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2000 –galardón que recibió junto a Robert Gallo - y presidente de la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del Sida.

(Editorial del número 110).
 

UN COLEGIO BRITÁNICO SE NIEGA A QUE SE PONGA EN ÉL LA VACUNA CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

El director del St. Monica's R.C. High School, un centro de secundaria británico de Manchester con 1.200 alumnos, se ha negado a que las alumnas de 12 y 13 años fueran vacunadas en él contra el Virus del Papiloma Humano porque entienden que eso implicaría avalar ante los padres su eficacia y seguridad y no está dispuesto a ello ya que la vacuna –afirma- tiene efectos secundarios que se manifiestan en desmayos y mareos. El director agrega que los padres que quieran vacunar a sus hijas pueden hacerlo libremente si lo desean... pero en un centro sanitario. Se trata de una decisión valiente pero minoritaria. Quienes defienden la vacuna han intentado además hacer creer a la opinión pública que la decisión se debe a que al ser un colegio católico está en contra de la promiscuidad sexual. Y hay quienes se lo han creído.

(Información publicada en noticias del número 110).
 

CÓMO AFRONTAR UNA INFECCIÓN DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO CON MICROINMUNOTERAPIA

Pocos médicos lo saben pero hace ya quince años que dos médicos y homeópatas belgas -los doctores Maurice Jenaer y Bernard Marichal- desarrollaron una fórmula basada en la Microinmunoterapia que permite afrontar eficazmente las infecciones por el Virus del Papiloma Humano mediante el uso en dilución homeopática de una serie de citoquinas y ácidos nucleicos específicos. Sin efecto secundario alguno. El doctor Diego Jacques nos lo explica.

(Información publicada en el número 110).
 

IRLANDA NO VACUNARÁ A LAS NIÑAS CON LA VACUNA DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Mary Harney, Ministra de Salud de Irlanda, anunció a principios de noviembre que no se pondrá en marcha el anunciado programa para vacunar a las niñas de su país contra el virus del papiloma humano. Alegando razones de índole económica para no tener así que enfrentarse a la gran industria farmacéutica. Y que es así lo demuestra que en su lugar va a financiar un programa de cribado cervical por todo el país. Denominado CervicalCheck proporcionará pruebas papanicolau gratuitas de atención primaria a todas las mujeres que vivan en Irlanda y tengan entre 25 y 60 años. La ministra de Salud afirmaría que basta con eso para reducir las tasas de mortalidad de cáncer cervical en al menos un 80%.

(Información publicada en noticias del número 111).
 

TRES EXPERTOS MÁS CONTRA LA VACUNACIÓN MASIVA CON GARDASIL

No es una buena idea exigir que las niñas sean vacunadas masivamente con Gardasil (la presunta vacuna que según la multinacional Merck protegería del cáncer de cuello de útero, afirmación absolutamente gratuita). Tal es la opinión que tres personas de prestigio, Gail Javitt -investigadora del Instituto Berman de Bioética de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU)-, Deena Berkowitz -profesora de Pediatría de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de Universidad George Washington (EEUU) - y Lawrence Gostin -del Law Center de la Universidad de Georgetown (EEUU) - acaban de dar a conocer en un artículo conjunto que acaban de publicar en Journal of Law, Medicine & Ethics. Y entre las razones que dan está la más importante: se desconoce su seguridad a largo plazo y su eficacia.
"(...) La vacuna –dicen- plantea varias inquietudes. En primer lugar, la seguridad a largo plazo y su eficacia no están claras. Es más, los efectos secundarios graves informados después de su aprobación plantean dudas incluso sobre su seguridad a corto plazo. Por tanto, a la luz de las preguntas sin respuesta sobre su seguridad la vacuna sólo debería extenderse lentamente, controlando cuidadosamente los riesgos y valorando sus potenciales beneficios de forma individualizada”. Asimismo recuerdan que “el virus del papiloma humano no constituye una amenaza inminente ni un riesgo significativo para la salud por lo que su obligatoriedad constituiría un exceso de autoridad que interferiría con la autonomía individual y parental”.
Nos reiteramos de nuevo: piénseselo mil veces antes de poner a su hija Gardasil. Y recuerde que nadie puede obligarle a ello.
De hecho en un artículo titulado ¿Son nuestras hijas conejillos de indias? que acaba de publicarse en The Fiji Times se afirma que la vacuna ha sido vinculada a 78 brotes de verrugas genitales.

(Información publicada en noticias del número 101).
 

CÓMO TRATAR ORTOMOLECULARMENTE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Las enfermedades de transmisión sexual se conocen también como enfermedades venéreas, son muy contagiosas y pasan de un ser humano a otro mediante el mero contacto físico con las zonas infectadas o a través de la transferencia de fluidos, tanto a nivel oral como vaginal y anal. Se presenta en hombres y mujeres de cualquier nivel social o económico aunque incide más en adolescentes y jóvenes al ser habitualmente más promiscuos. Y aunque no es aconsejable provocar alarma social lo cierto es que hoy existe la errónea convicción de que están controladas y ello ha hecho incrementar notablemente el número de personas afectadas. De hecho figuran ya entre las infecciones que más han aumentado en el mundo en los últimos 30 años, especialmente los casos de sífilis y gonorrea.

(Información publicada en Medicina Ortomolecular del número 111).
 

ASÍ SE GESTÓ EL NEGOCIO DE LA VACUNA DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Quizás sea la mayor campaña de marketing de la historia de la medicina organizada por grupos de presión. Nos referimos a la que ha conducido a la vacunación en medio mundo de millones de niñas para "protegerlas" de una "posible infección" por el virus del papiloma humano que "quizás dentro de unas décadas" y sólo en el caso de que no se tratara adecuadamente "podría" dar lugar a un cáncer de cuello de útero "en algunos casos". Posibilidad tan remota que en modo alguno justifica la vacunación porque hoy se desconocen sus posibles efectos secundarios. Y mucho menos en España donde la incidencia es ínfima. A pesar de lo cual los laboratorios que han decidido hacer negocio con ella han logrado el apoyo de algunos médicos y de las autoridades.

(Información publicada en el número 114).
 

MÁS DE UN CENTENAR DE NIÑAS ESPAÑOLAS, VÍCTIMAS DE GARDASIL

La llamada Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano -que algunos denominan también falsa y gratuitamente Vacuna contra el cáncer de cuello de útero o Vacuna contra el cáncer de cervix y se comercializa en Europa como Gardasil por Sanofi-Pasteur-MSD y como Cervarix por GlaxoSmithKline-  ya se ha cobrado sus primeras víctimas inocentes en España: más de un centenar de niñas han sufrido efectos adversos de suficiente consideración como para que los médicos que las atendieron informaran de ello a las autoridades sanitarias, treinta y cinco de ellas con reacciones consideradas “graves” de las que cinco necesitaron hospitalización urgente. Dos de ellas tuvieron que permanecer más de diez días en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital valenciano y los padres temieron seriamente por sus vidas.

(Editorial del número 114).
 

NUEVAS VÍCTIMAS DE LA VACUNA CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

La India ha suspendido la vacunación contra el virus del papiloma humano. Y es que en el gigante asiático se habían producido ya en el momento de cerrar este número de la revista seis muertes y unos 120 casos de graves efectos adversos. Entre tanto la Asociaciónde Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) –que integran ya una veintena de familias españolas- ha decidido unirse a un grupo internacional de afectadas denominado Truth about Gardasil, organización que se ha reunido con representantes de la FDA –la agencia de medicamentos estadounidense- para buscar soluciones a los problemas que la vacuna ha causado a noventa jóvenes de países varios países, entre ellos de España, Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.

(Información publicada en el número 128).
 


 

© 2010 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43.
e-mail: mk3@dsalud.com


 

AVISO LEGAL / POLÍTICA DE PRIVACIDAD
Usuario
Clave
Iniciar sesión   ¡Registrate!
100% NATURAL
INDICIOS DETECTIVES
CLÍNICA ODONTOLÓGICA CABEZA FERRER