Los mayores de 70 años tampoco deberían tomar aspirina

Al igual que los menores de 18 años

Un reciente estudio australiano -publicado en el British Medical Journal- acaba de poner en entredicho la conveniencia de que las personas mayores de 70 años con elevado riesgo de problemas cardiovasculares –como los diabéticos o los hipertensos- tomen a diario dosis bajas de aspirina como preventivo ya que su ingesta aumenta notablemente el riesgo de sangrado digestivo y puede incluso llevar a la muerte.
Los investigadores desarrollaron un modelo matemático que calcula cuántos accidentes cardiacos se evitan tomando a diario aspirina y cuántos sangrados digestivos produce. Y los datos indican que, tomando como base 10.000 hombres y 10.000 mujeres de 70 años de edad que viven en el estado de Victoria (Australia), dar aspirina a dosis bajas evitaría 710 infartos de miocardio (389 en hombres y 321 en mujeres) y 54 trombosis cerebrales (19 en varones y 35 en mujeres). Como contrapunto, produciría 1.071 hemorragias digestivas (499 en hombres y 572 en mujeres) y 130 hemorragias cerebrales (76 en hombres y 54 en mujeres). Es decir, evitaría 764 infartos y trombosis pero provocaría 1.201 hemorragias digestivas y cerebrales.
Al conocer estos datos los defensores de los fármacos alegaron que es necesario hacer más estudios y tener en cuenta en ellos otras variables presuntamente positivas de la aspirina como la prevención del cáncer o del deterioro cognitivo antes de  poder llegar a una conclusión definitiva. Sólo que tales individuos olvidan que no está en absoluto demostrado que prevenga el cáncer de colon y el deterioro cerebral. Como olvidan que la aspirina tiene otros efectos negativos además de las hemorragias mencionadas. Recordemos como ejemplo que en Gran Bretaña está prohibido vender aspirina a los menores de edad. Aquí no, aquí vale todo si da beneficios a las multinacionales.