Buena parte de los cáceres de pulmón se deben al radón

Tres de cada cuatro personas sufre cáncer de pulmón a causa del tabaco pero el resto se debe a otras causas; principalmente al gas radón. Así lo asevera la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) tras realizar un estudio coordinado por la neumóloga María Torres según el cual el riesgo se eleva notablemente entre quienes están expuestos a concentraciones superiores a 200 Bq/m3 (Bq es el símbolo del becquerel, unidad de la actividad radiactiva de una sustancia). Añadiendo que parece haber sinergia entre la exposición al radón y el tabaquismo pasivo.
El radón es un gas radiactivo, incoloro e inodoro que emana de la tierra por desintegración del radio (226Ra) y el torio soliendo concentrarse en zonas con suelos de granito. Y puede filtrarse en el interior de las casas a través de cualquier obertura, por mínima que sea. Las aguas subterráneas también pueden poseer elevadas concentraciones de radón. Es más, hay radionúclidos de radón en las piedras naturales (70 Bq/kg), el cemento (70 Bq/Kg), los ladrillos (60 Bq/Kg), el hormigón (30 Bq/Kg), el yeso y la escayola (20 Bq/Kg). La madera es el material de construcción que menos radón contiene.