Iressa es inútil en el cáncer de pulmón

Por si a alguien le quedaban aún dudas un nuevo estudio acaba de demostrar que el gefitinib –fármaco comercializado con el nombre de Iressa que un día se aprobó para tratar el cáncer de pulmón en fases avanzadas- no sirve para nada. Realizado con 1.692 pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas el estudio -publicado en The Lancet- ha dejado claro que no aumenta la supervivencia. Y eso que se trataba de comprobar sólo si al menos alargaba la vida comparando los resultados con un grupo de 563 personas a las que se dio placebo.

Tras seguir a ambos grupos durante siete meses se constató que la supervivencia entre quienes recibieron Iressa era de 5,6 meses y la de los que recibieron el placebo de 5,2. Solo quienes nunca habían fumado vivieron de media 8,9 meses… pero no se ha dicho cuánto vivieron los que nunca habían fumado en el grupo placebo. La petición de aprobación para su uso en este tipo de tumores en Estados Unidos, Europa y otros países que lo admitieron ha sido retirada.
Bueno, pues todavía hay médicos –es el caso de los doctores A. Onn y R. Herbst, del Anderson Cancer Center de Houston- que creen que el Iressa puede ser útil “en pacientes debidamente seleccionados”.
Nos reiteramos: mientras se siga actuando con impunidad en el ámbito del cáncer no hay nada que hacer.