Confirman que el Iressa ni siquiera alarga la supervivencia

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos decidió finalmente suspender el nuevo ensayo con Iressa (Gefitinib) –producto que la multinacional AstraZeneca pretendía que se aprobara para tratar el cáncer de pulmón- tras quedar de nuevo claro que ni siquiera alarga la vida de los pacientes.

“Basándonos en los limitados datos disponibles de la fase III del estudio el comité de vigilancia ha recomendado su interrupción debido a que el trabajo no cumplía con su objetivo primario de mejora de la supervivencia”, dice la nota oficial.
Lo sangrante -como esta revista denunció en el pasado varias veces- es queIressa fue aprobado por la agencia norteamericana del medicamento (FDA) en el año 2003 como tratamiento para pacientes de cáncer de pulmón en los que la terapia habitual había fracasado.
Bueno, pues AstraZeneca sigue empeñada en su aprobación. Ante lo que un representante del Instituto del Cáncer ha sido tajante: “Ni con más pacientes ni con un seguimiento más largo los pacientes del grupo de gefitinib hubiesen alcanzado una supervivencia más prolongada que la del grupo placebo”.
Una vez más se demuestra que los actuales productos quimioterápicos para tratar el cáncer carecen de sentido. Son una burla. ¡Todos! Sin excepción. Es hora de hablar sin tapujos.