Comisiones Obreras denuncia que hay seis profesores de baja por electrosensibilidad

Media docena de profesores españoles se hallan de baja afectados de electrosensibilidad, dolencia que aunque en España no se está reconocida como “enfermedad “se manifiesta con síntomas como insomnio, fatiga, cefaleas, nauseas o vértigo, entre otros. La denuncia la ha efectuado el sindicato español Comisiones Obreras que ha pedido que se realicen controles periódicos de las radiaciones emitidas por los sistemas WiFi instalados en los institutos afirmando con razón que el programa de digitalización de las aulas se ha puesto en marcha con prisas y sin medir el impacto que puede tener sobre la salud de profesores y de alumnos la exposición continuada a las radiaciones electromagnéticas que generan los sistemas inalámbricos. Y exige que el Gobierno español aplique la resolución del Parlamento Europeo de abril del 2009 que recomienda rebajar los límites permitidos de exposición a las ondas electromagnéticas.

Ya en junio pasado CCOO trasladó a los ministerios de Trabajo, Educación y Sanidad la preocupación del profesorado por los posibles efectos de la generalización del WiFi en las aulas; la respuesta fue que las radiaciones emitidas están por debajo de los límites autorizados. Nosotros podemos afirmar por nuestra parte que no se ha demostrado científicamente que exista vida inteligente en esas dependencias ministeriales.