EL ABUSO DE ANTIBIÓTICOS EN LA ALIMENTACIÓN ANIMAL PUEDE PERJUDICAR GRAVEMENTE AL HOMBRE

 

Una organización británica -la Asociación del Suelo– ha publicado un informe que asegura que el uso de antibióticos en la ganadería intensiva de su país ha aumentado en un 1.500% en los últimos 30 años y el de la penicilina en un 600%.  De ahí que hayan iniciado una campaña para frenar el uso de medicamentos y tratar a los animales de la manera más natural y saludable.
Según el informe, más de 10.000 granjeros británicos estarían añadiendo ilegalmente antibióticos a la comida del ganado para vacunarles de algunas enfermedades "causadas por la cría intensiva de animales" -según el informe- a fin de acelerar el crecimiento en las crías.
El peligro, denuncian los expertos, es que los antibióticos son muy parecidos a los que toman las personas y ello puede desembocar en que los animales nos contagien enfermedades que luego no podamos combatir al  hacer que las bacterias animales sean resistentes a  los antibióticos. "Puede no ser una coincidencia­ -se dice en el informe-que la resistencia de la salmonella a medicamentos como la tetraciclina  haya aumentado desde un 15% a principios de 1970 a un 80% hoy en día ".