El brécol, beneficioso en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

 

El brécol o brócoli es beneficioso para quienes sufren la llamada Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) merced a su riqueza en sulforafano ya que ésta sustancia ayuda a restablecer el desequilibrio antioxidante en el tejido pulmonar. Así lo indica un estudio dirigido por el Dr. Shyam Biswal en la Johns HopkinsSchool of Public Health de Baltimore (EEUU) que se publica en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.
El equipo de investigadores analizó muestras de tejido pulmonar de fumadores y ex fumadores con y sin EPOC y luego las comparó con tejido sano comprobando que el de quienes tenían EPOC estaba significativamente deteriorado porque la concentración de antioxidantes antiinflamatorios generados por la proteína NRF2 para proteger el pulmón era excesiva al no haber a la vez suficiente cantidad de otra proteína, la DJ-1, cuya función principal es precisamente estabilizar los niveles de la primera y evitar su degradación. Pues bien, los investigadores constataron que el sulforafano del brécol permite restablecer ese desequilibrio.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte recordamos al lector que en el pasado nº 106 dedicamos un extenso reportaje al brécol (puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com) explicando sus numerosas propiedades. Entre ellas, que ayuda a eliminar las sustancias tóxicas –incluidas las carcinógenas-, inhibe la formación de nuevos vasos sanguíneos tumorales, induce la apoptosis selectiva de las células cancerosas, potencia el sistema inmune previniendo el desarrollo de enfermedades hepáticas, renales, oculares, cardiovasculares y cerebrovasculares además de ser bactericida -especialmente frente a la Helicobacterpylori– y antiviral. Y que combate eficazmente los radicales libres por lo que evita el daño oxidativo y el envejecimiento prematuro, favorece la función hepática, tiene propiedades antiinflamatorias, estimula la función prostática y es diurético, laxante, antianémico y dermoprotector. Agregando que es útil en casos de anemia, cálculos renales, cáncer, cataratas, degeneración macular, diabetes, dolencias dérmicas, estreñimiento, gota, hipercolesterolemia, hipertensión, hiperuricemia, molestias de la menopausia, oliguria, problemas de próstata, retención de líquidos y úlceras estomacales.
No está de más recordar que el sulforafano glucosinolato del brécol se comercializa hoy en España como NutriSGS en cápsulas que se elaboran extrayéndolo de los germinados de la variedad Brassica oleracea italica cuando sólo tienen tres días de vida mediante un proceso que respeta la integridad de su estructura química.