El Gobierno prohíbe la venta de plantas medicinales en los mercadillos

 

El Gobierno socialista aprobó el pasado 26 de febrero a propuesta del Ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián –y no de la ministra de Sanidad- un decreto por el que a partir de ahora no se podrán vender plantas medicinales al peso en los mercadillos porque quienes lo hacían no estaban obligados a cumplir las exigencias sanitarias que sí asumen las tiendas de herbodietética y los herbolarios siendo eso "discriminatorio", algo que para Aurora Vela -presidenta de la Federación Españolade Asociaciones de Herbodietética (FENADIHER)– era "una injusticia". Especialmente porque en los mercadillos los vendedores ponían carteles explicando para qué servía cada planta -a eso se le llama hoy "indicación terapéutica" y se reserva a los fármacos- y a ellos no les dejan. Agregando que en muchos puestos era evidente la "falta de higiene" de los productos y no había garantía de que estuvieran bien conservados. Sin olvidar que la gente podía mezclar plantas sin saber si eso era o no peligroso. La intención pues del gobierno no es sino la de proteger a los comerciantes de establecimientos fijos y nuestra salud. Lo sorprendente es que no haya habido en el último siglo cientos de miles de personas enfermas por tan peligrosa situación… Sin comentarios.