El jengibre induce al suicidio a las células cancerosas 

 

El jengibre induce la muerte de las células cancerosas tanto mediante apoptosis -o suicidio celular- como por autofagia -se consumen o atacan a sí mismas destruyendo el material citoplasmático-. Así lo acaba de constatar “in vitro” un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU). Y no sólo eso: evita que las células se vuelvan resistentes a la quimioterapia. Los investigadores utilizaron “in vitro” polvo de jengibre disuelto y lo aplicaron a células ováricas cancerígenas comprobando que todas ellas morían de una de esas dos maneras. Aunque el descubrimiento puede ser trascendente una de las investigadoras, Rebecca Liu, recuerda que falta comprobar ahora si el efecto es similar en seres vivos probando con animales. Lo interesante es que el jengibre no tiene prácticamente efectos secundarios y sería pues posible suministrarlo en simples cápsulas. Cabe añadir que investigaciones anteriores ya habían demostrado que el extracto de jengibre puede evitar el crecimiento de células cancerígenas aunque su eficacia terapéutica se achacaba a sus conocidas propiedades antiinflamatorias.