La capsaicina de los pimientos picantes provoca la muerte de las células cancerosas

 

Un grupo de científicos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) dirigido por Timothy Bates ha corroborado “in vitro” que la capsaicina –el ingrediente que provoca el sabor picante del chile, una variedad del pimiento rojo común- es un potente anticancerígenoya que provoca la apoptosis o suicidio celular de las células cancerosas sin causar daños a las células adyacentes sanas mediante la unión de proteínas en la mitocondria de las malignas.“Creemos haber dado con el talón de Aquiles de todos los cánceres’”, ha llegado a afirmar Bates cuya investigación ha sido publicada en Biochemical and Biophysical Research Communications. Miembro de la familia de los vanilloides,la capsaicinamostró su indudable eficacia en cultivos de células cancerosas de pulmón y páncreas.
Recordemos que no hace muchos meses se había constatado ya en laboratorio las propiedades antitumorales en cáncer de páncreas de la capsaicina. El estudio, realizado en la Universidad de Pittsburg (EEUU) y presentado el año pasado ante la Asociación Americana para la Investigación de Cáncer, demostró que provoca en efecto el suicidio de las células cancerosas pancreáticas. “En nuestro estudio –explicó entonces Sanjay K. Srivastava, investigador jefe y profesor ayudante del Departamento de Farmacología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgdescubrimos que la capsaicinasuministrada oralmente a los ratones con tumores pancreáticos humanos era un inhibidor sumamente eficaz del proceso canceroso induciendo apoptosis en las células tumorales.Y además redujo significativamente el tamaño de los tumores”.
Los ratones que recibieron capsaicina aumentaron los niveles de proteínas asociadas con la apoptosis y sus tumores fueron significativamente más pequeños que los del grupo control. El estudio reveló que la capsaicina alteraba la función mitocondrial lo que propiciaba la descarga de diversas proteínas apoptóticas sin afectar en ningún caso a las células pancreáticas sanas.
Nuestros resultados –afirmó Srivastava- demuestran que la capsaicinaes un potente agente anticancerígeno, induce la apoptosis en las células cancerosas y no produce daños significativos en las células pancreáticas normales lo que indica su uso potencial como nuevo agente para la prevención y tratamiento del cáncer pancreático”.