La FDA reconoce ahora que los broncodilatadores son peligrosos y propugna su retirada del mercado

Varapalo para el Salmeterol y el Formoterol

Los médicos recetan desde hace varios años a los asmáticos y enfermos de bronquitis crónica obstructiva con hiperreactividad bronquial broncodilatadores de acción prolongada como Salmeterol y Formoterol en sustitución del clásico Ventolín (salbutamol) porque éste era de efecto limitado debido a su rápida velocidad de acción y escasa vida media. Sin embargo, un metaanálisis basado en diecinueve ensayos clínicos que acaba de publicarse en Annals of Internal Medicine demuestra que su uso puede ser peligroso ya que incrementa la tasa de ingresos hospitalarios e, incluso, de muerte. Y que el asunto es serio lo indica que la agencia norteamericana del medicamento -la conocida FDA- propugna la retirada inmediata de esos fármacos del mercado.
Según el estudio el número de enfermos que tienen que ser ingresados en el hospital es 2’6 veces mayor entre quienes son tratados con broncodilatadores. Siendo mucho mayor también el número de muertos tanto en el caso de adultos como de niños.
Los datos de los investigadores indican que el Salmeterol, por ejemplo,es responsable de entre cuatro y cinco mil muertes al año… sólo en Estados Unidos.