Las estatinas no evitan los trombos

La creencia de que las estatinas evitan los trombos vuelve a ponerse en duda. Así lo afirma esta vez un equipo internacional de investigadores coordinado por Kazem Rahimi en el Centro George para Innovación del Cuidado de la Salud de la Universidad de Oxford (Reino Unido) -el trabajo acaba de publicarse en PLoS Medicine- tras analizar los datos del ensayo Júpiter que fue el que concluyó que la rosuvastatina reduce a la mitad el riesgo de tromboembolismo venoso en adultos aparentemente sanos. Según este equipo investigador si las estatinas tienen algún efecto para prevenir la trombosis venosa es en realidad muy pequeño… ¡si es que lo tiene!
Hasta aquí la noticia. Nosotros recordamos a los lectores que ya publicamos en el nº 131 un artículo titulado Las estatinas, además de peligrosas, no sirven para prevenir patologías –lo tiene en nuestra web: www.dsalud.com– en cuya entradilla ya decíamos: “Que las estatinas -uno de los fármacos más utilizados para reducir el colesterol- son peligrosas -además de inútiles- lo hemos denunciado ya en numerosas ocasiones sin que la mayoría de los médicos y pacientes lo asuma. Pues bien, un reciente estudio publicado en Archives of Internal Medicine acaba de confirmar que no existe prueba alguna que avale la supuesta capacidad preventiva de las estatinas en pacientes sanos con alguno de los denominados factores de riesgo. Y encima en febrero pasado se relacionó a las estatinas con la diabetes; y en marzo con disfunciones hepáticas, renales y cataratas. Motivo suficiente para que cada vez más expertos se estén animando a denunciarlo. Entre ellos, la doctora Stephanie Seneff, licenciada en Biofísica en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology”. En él recordamos asimismo que un amplio grupo de científicos, médicos, académicos y escritores sobre temas científicos y de salud de varios países se habían reunido para formar la Red Internacional de Escépticos del Colesterol y denunciar que la creencia de que el alto nivel de colesterol y la grasa animal son causa de la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares no se apoya en evidencia científica alguna.
Terminamos reiterando lo que ya dijimos en aquel artículo: ¡no hay un solo estudio en el mundo que avale que las estatinas previenen los accidentes cardiovasculares! NI UNO. Así, ¿qué les pasa a los médicos?