Sanidad reconoce 737 reacciones adversas a la vacuna del papiloma

La vacuna del papiloma humano –como Gardasil– ha provocado 737 casos de reacciones adversas en los últimos cuatro años según la Agencia Española del Medicamento. Así se lo ha comunicado a la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma, plataforma creada por familias cuyas hijas sufrieron graves reacciones tras ser vacunadas con ella. Solo que en ella no se ha incluido aún el caso de la niña de 13 años Andrea Icobalceta que falleció el pasado mes de de septiembre y al que dedicamos la Editorial del pasado número de la revista. Como no se han incluido otros muchos que se rechazan alegando que la relación no está clara. Es más, la mayoría de las reacciones adversas menores no se comunican por los médicos a los organismos oficiales. Entre otras cosas porque los médicos son reacios a aceptar que las vacunas sean la causa de muchos de los problemas de salud que aquejan a multitud de niñas y adolescentes por lo que convencen a los padres de que lo que les pasa a sus hijas tras ser vacunadas no tienen relación alguna con la vacuna. Aunque tales reacciones se hayan producido poco después de ser vacunadas. Y por tanto no se comunican los efectos adversos. Porque la realidad es que los casos son mucho más numerosos de lo que registran las cifras oficiales. Tal es la verdad que se oculta a la población para permitir que se siga vendiendo una vacuna –cuesta casi 500 euros- inútil y peligrosa.
Sugerimos al lector que visualice el video que con el título ¡No vacune a su hija con Gardasil! y el subtítulo La vacuna del virus del papiloma humano ni es eficaz, ni segura, ni obligatoria, ni previene el cáncer de cuello de útero subimos en su día a Discovery DSALUD Televisión (www.dsalud.com/index.php?pagina=video_01).