Los aerosoles usados en el hogar pueden provocar asma

 

Los aerosoles usados habitualmente en la limpieza del hogar son causa de numerosos casos de asma, especialmente cuando se utilizan más de una vez por semana. Siendo los más perjudiciales los ambientadores, los limpiamuebles y los limpiacristales. Así lo manifiesta un estudio internacional que acaba de publicarse en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine en el que han participado investigadores españoles del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental y del Instituto Mundial de Investigación Médica de Cataluña. Los datos se obtuvieron tras evaluar durante nueve años a 3.500 personas de diez países europeos con motivo del Estudio sobre Salud Respiratoria que se está llevando a cabo en la Comunidad Europea. Los resultados muestran que si bien el riesgo de desarrollar asma aumenta con la frecuencia de la limpieza y el número diferente de aerosoles utilizados el riesgo es entre un 30 y un 50% mayor entre quienes se exponen a los aerosoles de forma más habitual. Todo indica que la causa está en las sustancias químicas que contienen tales productos.