¡Los autistas tienen hasta 10 veces más aluminio en el cerebro!

Nueva prueba de la culpabilidad de las vacuna.

Los niños autistas tienen hasta 10 veces más aluminio en el cerebro que un adulto sano y todo indica que la causa está en las vacunas que lo contienen. Así lo entiende un equipo de investigación de la Universidad de Keele (Inglaterra) integrado por Matthew Molda, Dorcas Umarb,  Andrew Kingc y Christopher Exleya en el trabajo Aluminium in brain tissue in autism publicado el pasado 26 de noviembre de 2017 en Journal of Trace Elements in Medicine and Biology.

Los investigadores analizaron los tejidos cerebrales de cinco jóvenes que murieron con diagnóstico de autismo y comprobaron que el nivel de aluminio en todas las muestras analizadas era sorprendentemente alto encontrándose tanto en las neuronas como en las microglías, los astrocitos y hasta en los linfocitos de las meninges y las células inflamatorias de la vasculatura llegando a ellas tras atravesar las membranas y la barrera hematoencefálica. Y algo importante: según infieren el aluminio llega al cerebro vía células pro-inflamatorias.

Pues bien, recordemos que como publicamos en su día tres de las vacunas comercializadas en España podrían tener mucho más aluminio del declarado en sus fichas técnicas: Prevenar 13 de Pfizer -para el neumococo-, Infanrix-IPV+Hib de GlaxoSmithKline -para la difteria, el tétanos, la tos ferina, la poliomielitis y la Haemophilus influenzae tipo b– e Infanrix Hexa de GlaxoSmithKline –para lo antedicho y además la hepatitis B-. Al menos así lo denunciaron Federico Sánchez Apellániz y José Antonio Narváez, miembros de la Asociación de afectados por las vacunas, tras pedir a un laboratorio independiente de Estados Unidos, Doctors Data, que analizara las muestras que les facilitaron.