LOS CASOS DE ACESUR Y BESLAM

Así, D. Guillermo Roger, Director de Marketing de Acesur Grupo, nos enviaría una breve nota tras hablar con nosotros en la que textualmente decía: “Sr. Director: en relación al reportaje En España se siguen consumiendo importantes cantidades de transgénicospublicado en el nº 105 de su revista Acesur Grupo considera que se puede haber creado confusión acerca de sus marcas y desea precisar que sus marcas La Española, Coosur, Guillén, Hacienda Guzmán, Coosol, Soy Plus, La Andaluza, Altivoléico, Milolivas, Orosol, Al-Amir, Mistress, Altivolivay Guillensol no contienen Organismos Modificados Genéticamente. Acesur Grupo queda a disposición de cualquier interesado que desee más información sobre el particular”. En suma, negaron sin más las afirmaciones de Greenpeace sobre sus productos aunque debemos decir que no nos enviaron ningún documento que apoyara su aseveración.

Posteriormente D. Fernando Maté nos remitiría un comunicado como representante legal de la empresa Beslam S.L. en el que nos explicaba que ellos sí contestaron el cuestionario que sobre transgénicos les envió Greenpeace hace ya casi un año –el 13 de Junio de 2007-y en él explicaron que no podían garantizar que todos los productos derivados de animales que utilizan -como la carne, la leche, los huevos y los derivados de éstos- no procedan de animales que se hayan alimentado con piensos transgénicos porque lo desconocían aunque estaban trabajando en ello para así poder garantizarlo en el futuro. Pero que, en cualquier caso, la afirmación de Greenpeace de que todos sus productos contienen transgénicos es absolutamente incierta, la organización lo sabe y ello les está provocando unos perjuicios que no se justifican en modo alguno. Según la mencionada empresa no han podido además garantizar que estén libres de transgénicos sólo 18 de los numerosos productos que comercializan y ello se debe a que aún no han obtenido las certificados de algunos de los ganaderos y productores que se lo deben a su vez acreditar a ellos. Reconociendo que tales productos –y eso no implica que contengan necesariamente transgénicos- son:
-Entre los complejos de vitaminas y minerales Calcio+Vitamina D (comprimidos masticables 1 gr).
-Entre los productos para el control de peso los Batidos (fresa, chocolate, vainilla y piña de 750 grs), la L-Cartinina (en comprimidos y cápsulas) y los Sueros (el Probiótico y los que se complementan con vitaminas y son de varios sabores).
-Entre los productos para mejorar la digestión el Acidofilus en cápsulas. Y,
-Entre los productos para deportistas la L-Carnitina (tanto en cápsulas como en comprimidos masticables) y lasProteína 80% Suero (Whey), Proteína 70% Huevo y Leche y Proteína 25% de distintos sabores así como la Creatina (tanto en polvo como en comprimidos masticables).
Del resto de los numerosos productos comercializados Beslam S.L. asegura poseer la documentación que demuestra que no contienen organismos genéticamente modificados y, por consiguiente, consideran injustificable que Greenpeace afirme que todos son sospechosos de contenerlos.
Queja que a nuestro juicio está más que justificada.