GREENPEACE PIDE QUE SE PROHIBA COMERCIALIZAR MAÍZ TRANSGÉNICO

 

El grupo ecologista Greenpeace ha hecho un llamamiento a la Comisión Europea para que prohiba la comercialización de maíz genéticamente modificado en los quince países miembros de la Unión Europea. El grupo ecologista no descarta el inicio de una acción legal en el caso de que el ejecutivo no ponga fuera de circulación estos productos.
Greenpeaceha justificado esta petición por el estudio realizado el pasado mes de Mayo en el que se afirmaba que el polen producido por ese maíz dañaba las larvas de la mariposa monarca. El ejecutivo europeo había anunciado en Mayo que bloquearía la aprobación de este tipo de cereal, conocido como Bt-maíz y desarrollado por la compañía estadounidense Pioneer Hi-Bred International; sin embargo, Greenpeace ha denunciado que esa medida no afectaría a otras cosechas similares de las empresas Monsanto y Novartis.