Bruselas autoriza que los animales consuman maíz transgénico GA21

Podrá usarse en alimentos y piensos

La Comisión Europea ha autorizado la importación del maíz genéticamente modificado GA21-comercializado por la empresa suiza Syngenta– durante diez años con la excusa de que es resistente al herbicida glisofato para fabricar alimentos y piensos para animales. En cambio seguirá prohibiéndose su cultivo en Europa.
La aprobación en Europa de un Organismo Genéticamente Modificado (OMG) corresponde en primera instancia al Consejo de Ministros europeo y si en él no hay consenso el caso pasa a manos la Comisión Europea que es el órgano que ha aprobado la mayoría de las variedades hoy autorizadas en nuestro continente. Y lo ha hecho tras la evaluación favorable de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Empieza pues a ser hora de investigar a los miembros de éste último órgano para saber las “presiones” a las que están sometidos y si se han o no resistido a ellas. Lo que está pasando es una vergüenza.