Los primates -y no los hombres- pudieron ser el origen de la hepatitis B 

Los monos podrían ser el origen del virus de la hepatitis B según una nueva teoría que desmienten que la infección comenzara en América, hace 4 siglos o que fue el hombre quien la trajo desde África hace 100.000 años.
El estudio -realizado por un equipo de la Universidad de Edimburgo- se ha basado en la observación de tres chimpancés salvajes de Camerún con el virus de la hepatitis B (HBV). Sus autores creen que este tipo de enfermedad es natural en los animales por el análisis del ADN del virus de los chimpancés que demostró que era la misma variedad que portaban otros chimpancés del Zoológico de Londres.
Los investigadores refuerzan su tesis por otro estudio que mostró que los orangutanes podían estar infectados con un virus parecido al de la hepatitis. La hipótesis es que las variedades de HBV evolucionaron con los primates hace unos 10 o 35 millones de años. Cuando el virus fue transmitido a los humanos se originaron diferentes variedades (hay seis principales).
El virus puede provocar cáncer o cirrosis y se contagia por el contacto sexual o una transfusión de sangre. Al menos el 5% de la población humana es portadora.