LOS TELÉFONOS MÓVILES Y LOS RIESGOS PARA LA SALUD

 

Aunque se ha dicho mucho sobre los peligros para la salud del uso de teléfonos móviles lo cierto es que todavía no existen pruebas firmes que avalen esas afirmaciones. Sin embargo, los científicos de la Universidad de Oxford -que han realizado una nueva investigación al respecto- han dejado de usarlos o han modificado el uso que hacían de ellos.
Según el equipo del Dr. Colin Blakemore, profesor de Psicología en la citada universidad, el uso de teléfonos móviles puede afectar al funcionamiento del cerebro. La radiación electromagnética que emana de estos aparatos influye en las células nerviosas y puede provocar pérdidas de memoria a corto plazo, además de afectar a las zonas cerebrales que controlan la función del corazón y la tensión.
Otro experto en el tema, el profesor Jim Penman, de la Universidad de Aberdeen, también ha cambiado su forma de utilizar el teléfono móvil: ha instalado un aparato para mantener el auricular lo más lejos del cerebro ya que, aunque también cree que el riesgo es pequeño, considera prudente minimizar los efectos potenciales.