Muere Jacques Servier, el dueño del antidiabético Mediator

investigado por homicidio

El farmacéutico Jacques Servier, fundador del laboratorio que lleva su apellido, murió el pasado 16 de abril a los 92 años mientras se le investigaba por homicidio involuntario a causa de las muertes -se calcula que al menos 1.800- que provocó su  antidiabético Mediator -también se recetaría como adelgazante alegando falsamente que disminuía el apetito- durante los 33 años que se comercializó a pesar de las muchas voces que advirtieron de su ineficacia y peligrosidad. Décadas después el fármaco se terminó retirando tras reconocerse que su supuesta eficacia era "modesta”. En enero de 2011 la propia Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de Productos de Salud (AFSSAPS) reconocía ya que su consumo había causado solo en Francia la muerte de 500 personas “como mínimo” teniendo que ser hospitalizadas otras 3.500 y haber sido la causa de unas 1.750 intervenciones quirúrgicas cardíacas pues provocaba lesiones en las válvulas del corazón. Servier ha escapado de la Justicia al morir… y quienes autorizaron el producto durante tanto tiempo también porque viven pero es obvio que gozan de impunidad.