Nuevo tratamiento para las alergias alimentarias

Se ha identificado la célula causante

Las alergias alimentarias afectan a millones de personas y son provocadas cuando un cierto de tipo de células del sistema inmunológico trata a determinados alimentos o componentes de los mismos como gérmenes y no como nutrientes. Pues bien, un reciente estudio del Centro Hospitalario Infantil de Cincinnatti (EE.UU.) acaba de descubrir cuáles son las células causantes: las eosinófilas.
La investigación se ha basado en el estudio del comportamiento de los glóbulos blancos eosinófilos en ratones de laboratorio. Estos leucocitos contienen unas proteínas que al liberarse destruyen los tejidos del entorno y potencian que otras células inmunológicas se concentren en la zona infectada. Anteriormente ya se habían detectado en inflamaciones alérgicas del tubo digestivo pero lo novedoso del informe es que demuestra que estas células no son inocuas sino que son las causantes de las alergias.
Normalmente, el sistema inmunológico ignora los alimentos que se ingieren. La alergia se provoca cuando se activan las defensas del cuerpo contra las bacterias que llevan los alimentos, dejando de ignorarlos. Entonces las células inmunológicas pueden dirigirse al tubo digestivo y lanzar un ataque: el inicio de la alergia.