Se completa el considerado primer Mapamundi genético humano

Hace diez años se presentó a bombo y platillo lo que se denominó como “el Genoma Humano”, es decir, la secuencia de ADN -con sus 23 pares de cromosomas- que hay en el núcleo de cada célula humana y contiene codificada la información necesaria para la expresión del proteoma o conjunto de proteínas. Genoma cuya secuencia se ha tenido como “referencia” por proceder de 4 humanos presuntamente sanos. Pues bien, ahora –el trabajo se ha publicado en Nature– acaban de secuenciarse los genomas de 1.092 personas de 14 poblaciones de  Europa, América, África y Asia Oriental permitiendo capturar –aseguran- el 98% de las variantes genéticas que sólo aparecen en el 1% de las personas, variantes “raras” que son las más importantes para determinar la salud y la propensión a la enfermedad. Lo que se supone permitirá saber cuáles de los cientos de miles de variantes genéticas que toda persona tiene respecto al “genoma de referencia” es relevante para la medicina. Solo que como se ha demostrado que el entorno puede modificar la información genética el nuevo “mapamundi” va en realidad a servir de poco médicamente. Una realidad que va a ocultarse. Al tiempo.