El Proyecto Genoma del Cáncer Humano ya es una realidad

El llamado Proyecto Genoma del Cáncer Humano ya es una realidad. Un equipo del Instituto Wellcome Trust Sanger en Cambridge (Reino Unido) dirigido por Christopher Greenman y Michael Stratton ha publicado en Nature un primer “catálogo de genes del cáncer” tras la secuenciación de más de 252 millones de letras de código de ADN que incluían más de 500 genes, todos ellos codificadores de proteínas cinasas extraídas de 12.500 muestras de 210 tipos de cáncer. Análisis del que se han extraído más de mil mutaciones distintas presentes en las muestras tumorales. Las proteínas cinasas se eligieron porque se afirma que su desregulación propicia la aparición de tumores y ello las convierte en posible dianas de nuevos fármacos.

El número de mutaciones genéticas que propician la aparición de tumores es pues mayor de lo que se creía. Eso sí, se nos aclara que hay mutaciones que contribuyen al desarrollo del cáncer a las que se ha denominado conductoras –se han encontrado 120, la mayoría desconocidas hasta hoy- y otras que no influyen directamente en la formación pero están presentes: las pasajeras. En suma, el número de genes que contribuirían al desarrollo del cáncer es mayor de lo que se pensaba. La idea ahora es obtener la secuencia genética de cada uno de los más de 200 tipos de tumores que se han descrito y buscar fármacos para cada caso.
Hasta aquí la noticia. Nosotros nos preguntamos si lo que habría que hacer no es averiguar las causas de las mutaciones genéticas para evitarlas en lugar de hacer una relación de todas ellas y luego buscar fármacos para contrarrestar sus efectos. De nuevo el problema se enfoca mal. Claro que lo que nosotros proponemos es eficaz pero no es negocio. Y lo que se está haciendo será negocio pero difícilmente será eficaz porque se sigue sin ir a la causa. Ésta implica saber por qué se producen las mutaciones genéticas.