Se presenta en Madrid la Terapia Regenerativa Medular

Invitada por la Comisión de Jóvenes del Club Siglo XXI y presentada por el ex Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón  la doctora Almudena Ramón Cueto, pionera mundial en el tratamiento de las lesiones medulares con glía del bulbo olfatorio -lea en nuestra web (www.dsalud.com) los artículos que con los títulos Afirman que los nervios dañados de la médula espinal ¡pueden regenerarse! y ¿Quieren bloquear la investigación sobre la regeneración de la médula espinal? aparecieron en los números 139 y 140 respectivamente- presentó en Madrid el pasado 8 de enero la Terapia Regenerativa Medular, tratamiento médico multidisciplinar recientemente desarrollado para tratar a cualquier persona con lesión de la médula espinal y cuya base es el trasplante autólogo de la glía envolvente del bulbo olfatorio del propio paciente. La doctora Ramón Cueto explicaría que ya ha comenzado a trabajar con pacientes en el Hospital IMED de Elche y se mostró convencida de que con su tratamiento pueden conseguirse mejorías muy sustanciales -si no la curación completa- en la movilidad y calidad de vida de todo lesionado medular.

De hecho la técnica desarrollada por Almudena Ramón Cueto fue fundamental en la recuperación de Darek Fidyka -bombero polaco de 40 años cuya médula espinal resultó seccionada dejándole paralizado de cintura para abajo- que operó el británico Geoffrey Raisman -quien sin duda pasará a la historia por ser el primero en lograr que un lesionado medular de esta gravedad haya vuelto a andar- siguiendo la técnica descubierta y desarrollada por ella como ya explicamos en el reportaje ¡Una persona con lesión medular completa logra andar de nuevo!  que se publicó en el nº 177.

La Terapia Regenerativa Medular consta de cuatro fases diferenciadas que se aplican al paciente de forma secuencial: un Diagnóstico Multisistema (dos semanas), una Terapia de Activación Medular (de 2 a 5 meses), el Trasplante de glía envolvente del bulbo olfatorio (un mes) y la Terapia de Reinervación y  Estabilización Funcional (de 8 a 12 meses).

Cabe destacar que tras la ponencia intervino un facultativo del Centro de Parapléjicos de Toledo que pretendió allí mismo infravalorar insidiosamente el trabajo presentado -demostrando una vez más que hay personas interesadas en boicotearlo como sea- recibiendo como elegante respuesta de la doctora la simple invitación a leerse al menos la literatura científica que avala todo lo que expuso.