Siete de cada cien personas ingresadas en un hospital contrae una infección que no tenía

De los que un 1% fallece

El 6,7% de las personas que ingresaron en España en algún hospital durante el 2003 contrajo una infección en el propio centro falleciendo por esa causa un 1% de los infectados. Así se afirma en el Estudio Epine presentado por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. Lo singular es que hoy la mayoría de las personas contagiadas contraen una enfermedad respiratoria cuando en la década de los 90 las infecciones más frecuentes eran las urinarias y las de origen quirúrgico. También han aumentado los contagios en las Unidades de Cuidados Intensivos.
El problema más grave, en todo caso, es que los patógenos de los hospitales son mucho más resistentes a los antibióticos. De hecho, las infecciones que se contraen en nuestros centros sanitarios están entre las que más resistencia a los antibióticos presentan de toda la Unión Europea. Demostración palpable de la impericia de muchos médicos o bien del poder de las farmacéuticas a la hora de “convencer” a muchos de que receten lo que les conviene a ellas… aunque no le convenga al paciente.
Escuche bien pues nuestro consejo: no lleve a sus hijos a visitar enfermos a los hospitales. Y no acuda tampoco a ellos si tiene más de 65 años o su sistema inmunitario se encuentra débil. Y una cosa más: los medicamentos más “modernos” no son necesariamente mejores. No permita que le usen de cobaya.