Ya se plantea si debe aparecer en los móviles la advertencia de que pueden causar tumores en el cerebro

La legisladora demócrata norteamericana Andrea M. Boland presentó en octubre pasado un Proyecto de Ley para que al menos en su estado –Maine- se exija a los fabricantes de teléfonos móviles que en ellos aparezca una advertencia –al estilo del de las cajetillas de tabaco- donde se advierta a los usuarios de que su uso puede causar tumores en el cerebro,  especialmente entre los menores. Y el comité que recibió su propuesta aprobó en votación estudiar al asunto. David Loughran, portavoz de la presidenta del Senado del estado de Maine, Elizabeth H. Mitchell, apoyó la iniciativa: “Si hay necesidad de poner etiquetas de advertencia en ellos se hará. Y mejor más pronto que tarde».
Gavin Newsom, alcalde de San Francisco (EEUU), pretende por su parte que a partir del 2010 se exija a las empresas que venden teléfonos móviles que especifiquen en las cajas la cantidad de radiación que emite cada uno de los modelos como ya se recomienda hacer en Francia y la India.
Como nuestros lectores habituales saben tanto el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirman que aún no hay “evidencias científicas” de que los móviles o las antenas de telefonía puedan producir cáncer pero la verdad es que sí existen pero se ignoran (tiene en nuestra web –www.dsalud.com– numerosas noticias y artículos publicados al respeto).Claro que hoy ambas organizaciones están controladas por las grandes industrias y su credibilidad es actualmente muy escasa.