¡El magnetismo que producen las vacunas es real!

A muchas personas a las que se inoculan vacunas para la Covid-19 se les pegan luego imanes y objetos metálicos en los brazos. No es un bulo sino algo real y constatado. Oficialmente no tiene explicación porque se supone que no contienen material magnético ni pueden magnetizar las moléculas de hierro del cuerpo así que los vacunólogos y los autodenominados «verificadores» han optado por ¡negar el propio hecho! Les da igual que decenas de miles de personas -cientos de médicos incluidos- lo hayan comprobado e Internet esté plagado de vídeos que así lo constatan. Sin embargo es algo real y tiene al menos una posible explicación: que se usen en ellas nanopartículas magnéticas, especialmente en las vacunas ARN mensajero de Pfizer y Moderna. Y eso sería gravísimo.

Este reportaje aparece en
250
Julio 2021
Ver número
Última revista
Último número Diciembre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
254 | Diciembre 2021
Cartas al director Editorial Ver número