El origen del cáncer está en el desequilibrio del pH

ntermedia_181_04

Sumarios:

El número de investigadores que insiste en la necesidad de sustituir el obsoleto paradigma oncológico actual por uno nuevo que permita entender y afrontar el cáncer de otra manera es cada vez mayor. Investigadores para los que la clave está en el pH, es decir, en el necesario equilibrio ácido-base de todos los tejidos y órganos del organismo. Y de ahí que atendiendo al hecho de que los tumores son ácidos algunos propongan usar sustancias tampón -como el bicarbonato sódico y las sales de ácido cítrico-, otros inhibidores de la bomba de protones -como el omeprazol y similares- y algunos más un tratamiento integral que permita que el propio organismo se autorregule y resuelva poco a poco el problema recuperando la homeostasis. Algo para lo que es absolutamente fundamental una desintoxicación a fondo y una alimentación adecuada. Lo explicamos en detalle.

Sumarios:

Para el Dr. Robert Gatenby es la constante producción de lactato por las células tumorales lo que termina dando lugar a un microambiente ácido que dificulta o impide la respuesta del sistema inmune y permite a las células cancerosas proliferar.

El número de fallecidos por cáncer aumenta año tras año y de ahí que cada vez más investigadores entiendan que ha llegado la hora de abandonar el obsoleto paradigma oncológico actual y apostar por un nuevo modelo.

Para muchos expertos la solución al cáncer pasa por inducir selectivamente la acidificación intracelular de las células tumorales y, paralelamente, la alcalinización del pH intersticial tumoral; por ejemplo llevando inhibidores de los intercambiadores de protones a las células y tejidos cancerosos.

El planteamiento de inhibir el intercambio de protones para tratar el cáncer es un novedoso enfoque que permite integrar desde la transformación celular y el metabolismo hasta el crecimiento local, la invasión, la neovascularización y la activación y progresión del proceso metastásico.

Cada vez más oncólogos entienden que para afrontar el cáncer lo que hay que hacer es equilibrar el pH en todo el organismo a fin de lograr la homeostasis.

El pH es vital para la salud y por eso el organismo dispone de mecanismos que trabajan constantemente en la búsqueda del equilibrio ácido-alcalino; eso sí, del adecuado para cada tejido.

Para Otto Warburg la cancerización de una célula sana se produce cuando se halla en un terreno muy ácido y durante largo tiempo hay un importante déficit de oxígeno.

Hoy prima entre quienes proponen un nuevo paradigma oncológico algo que parece obvio: la clave está en el pH -en el equilibro ácido-base de todo el organismo- y, por ende, en la homeostasis.

Para la World Association for Cancer Research el cáncer puede provocarlo tanto una radiación que altere el ADN celular como el desequilibrio del pH por intoxicación del organismo ya que eso impide que funcione bien el sistema depurativo y haya un ensuciamiento orgánico acidificante que prive a las células de oxígeno y nutrientes.

Este reportaje aparece en
181
181
Abril 2015
Ver número