El cuento de la “medicina basada en la evidencia”

“El objetivo de la industria farmacéutica es convertirnos a todos en enfermos sin importar lo sanos que estemos. De hecho los programas de cribado de la Medicina basada en la evidencia no son sino incesantes cosechadoras de sobrediagnósticos y miseria”. Contundentes palabras que apoyan lo que Discovery DSALUD lleva años denunciando. ¿Y quién las pronuncia? ¿Algún indocumentado contrario a la clase médica y a la industria que ha encontrado eco en algún medio de comunicación sin credibilidad? Pues no: se trata de un artículo firmado por un médico clínico de Glasgow llamado Des Spence a cuya opinión se dio cabida on line el pasado 3 de enero de 2014 ¡en el British Medical Journal! Un texto en el que añade: “La industria farmacéutica y la Medicina basada en la evidencia han logrado legitimar diagnósticos ilegítimos ampliando las indicaciones para los fármacos de forma que los médicos puedan prescribir una pastilla para cada enfermo. Los mil millones de prescripciones del año 2012 en Inglaterra -un 66% más que hace una década- no reflejan un verdadero aumento de personas enfermas ni un envejecimiento de la población sino una polifarmacia supuestamente basada en la evidencia”.
El Dr. Des Spence explica luego: “Se patrocina con miles de millones de dólares el estudio, promoción y comercialización de investigación clínica corrupta mientras sus críticos, desorganizados, sólo tienen pancartas y un puñado de rotuladores para trasmitir sus mensajes. Además nadie quiere escuchar a un puñado de tediosos pesimistas. De hecho, ¿a cuántas personas les preocupa que la actual investigación esté contaminada con fraudes, falsos diagnósticos, datos a corto plazo, una regulación casi nula, cuestionarios que no se pueden validar y resultados estadísticamente significativos pero clínicamente irrelevantes? Y es que los expertos que deberían supervisarlo están en el ajo. Ni siquiera el Instituto Nacional de Salud y Buenos Cuidados o Colaboración Cochrane excluyen a los autores con conflictos de interés que pueden tener agendas predeterminadas. Los fundamentos de la Medicina basada en la evidencia se han corrompido y están corruptos abandonados a su suerte por los académicos y los órganos reguladores”. Sin comentarios.