El escualeno, eficaz en caso de hígado graso

El escualeno –sustancia orgánica natural que se obtiene del aceite de hígado de tiburón pero también del salvado de arroz, el germen del trigo y las aceitunas- mejora la esteatosis hepática o “hígado graso”. Al menos así lo asegura un equipo del Instituto de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CiberObn) coordinado por Jesús Osada en un artículo que acaba de publicarse en Journal of Proteomics.
"El escualeno -asegura Osada que trabajó en su investigación con ratones- modifica la expresión de 18 proteínas involucradas en diferentes procesos metabólicos, 12 de ellas asociadas con el contenido hepático de la grasa"; añadiendo que a su juicio su ingesta puede ayudar a recuperarse de la esteatosis hepática. Asimismo agregaría que trabaja desde hace quince años con aceite de oliva virgen extra porque de todos los aceites vegetales es el que más escualeno contiene.