El gasto farmacéutico descendería liberalizando el sector

Así; lo asegura INDECOF

La decisión del Gobierno de que los laboratorios devuelvan el 5% de sus ventas “ante el imparable avance del gasto farmacéutico” –¡una mentira repetida hasta la saciedad!- se ha encontrado con la obvia oposición del sector que argumenta que pondría en peligro “la estabilidad de la industria” (otro cuento intragable porque la industria farmacéutica es la más rentable del mundo).
Ahora bien, elInstituto de Defensa de la Competencia y la Liberalización de la Farmacia (INDECOF) asegura que ni esa decisión ni la de “prescribir el medicamento más adecuado y no el más caro”-como propone la ministra de Sanidad y Consumo Elena Salgado que hagan los médicos- es la solución. Lo que habría que hacer es liberalizar de una vez el sector y evitar las irregularidades que se dan en las farmacias.
Vicente Fernández, presidente y portavoz de INDECOF, afirma que “en las oficinas de farmacia las bonificaciones son un ejemplo claro de las prácticas irregulares que se dan y que no sólo son contrarias a la legalidad vigente sino que además distorsionan la prescripción del médico y suponen un sobre-coste asumido tanto por los ciudadanos como por el Ministerio, que pueden llegar a pagar el 100% por medicamentos que han sido regalados”. Y añade: “La clave para evitar muchas de las irregularidades que se cometen en la actualidad es la liberalización del sector ya que rompería el coto cerrado que aprovecha en la actualidad el gremio para realizar prácticas abusivas contrarias a la legislación vigente”. Prácticas abusivas e irregulares que han llevado a Farmaindustria a abrir expedientes ya en varias ocasiones.
Según INDECOF, “la liberalización del sector supondría importantes ahorros en la factura sanitaria de la Administración y, por supuesto, en el bolsillo de los consumidores. Además facilitaría el acceso al medicamento y posibilitaría a los nuevos licenciados abrir sus propias farmacias”.
INDECOF -cuyo objetivo es sensibilizar a las autoridades y a la opinión pública del inadmisible régimen monopolístico actual de las oficinas de farmacia en España- se alió el pasado año con el MNFL -un movimiento similar italiano-. Las dos organizaciones decidieron recientemente denunciar ante las autoridades europeas la situación del sector farmacéutico en ambos países.