El Orlistat también daña el hígado

 

La agencia norteamericana del medicamento –la conocida FDA- acaba de advertir que el Orlistat -uno de los medicamentos más inútiles pero más consumidos del mundo para “combatir la obesidad” y cuya supuesta acción es la de “bloquear un tercio de las grasas que se ingieren con cada comida”– puede producir daño hepático grave y debe darse a conocer esa posibilidad en los prospectos. Comercializado como Xenical por Roche, como Redusta por Liomont, como Slimella por Induquímica y como Alli por GlaxoSmithKline (GSK) ha sido ya consumido por decenas de millones de personas en todo el mundo.
Ya en el nº 94 de la revista contamos que un comité de especialistas de la FDA, tras hacer un seguimiento de numerosos consumidores del fármaco, había constatado -hace pues tres años- queeleva el riesgo de padecer piedras en el riñón (litiasis renal) y debía explicarse en el prospecto o en el etiquetado.
Y no es todo. Hoy está fehacientemente demostrado que provoca distintos desórdenes gastrointestinales, flatulencia,urgencia fecal, incontinencia fecal, esteatorrea yque las heces sean malolientas, grasientas y de mala consistencia. Además interfiere en la absorción de las vitaminas liposolubles. Algunos estudios incluso lo han relacionado con el cáncer de mama.