Estados Unidos reconoce que el cobre es un potente agente antimicrobiano

 

Que el cobre –al igual que la plata- es capaz de destruir por simple contacto el 99% de las bacterias, hongos, ácaros y virus patógenos que afectan al ser humano lo explicamos ampliamente hace un par de números (concretamente en el nº 102) pero mucha gente no nos creyó. Es más, se pensaba que era perjudicial y por eso en Estados Unidos no se podían producir productos fabricados con cobre, bronce (aleación metálica basada en el cobre) o latón (aleación de cobre y zinc). Una decisión que el Gobierno norteamericano acaba de modificar precisamente por el reconocimiento de sus propiedades antibióticas.
La decisión se ha tomado tras analizar 3.000 muestras y constatarse que las aleaciones de cobre son efectivas al menos contra cinco tipos diferentes de bacterias, incluida la Staphylococcus aureus, tan corriente en hospitales y resistente a la meticilina.
Las pruebas se hicieron siguiendo los protocolos establecidos por la EPA y los resultados fueron concluyentes: el 99,9& de las bacterias que se depositan en superficies de cobre o de las aleaciones que tenían al menos un 65% de cobre son eliminadas a las dos horas de estar expuestas directamente al metal.