¿Estimulan el crecimiento tumoral algunos de los fármacos que se utilizan hoy contra la anemia en enfermos de cáncer?

La FDA norteamericana -organismo encargado de la regulación del mercado de fármacos y alimentos en Estados Unidos- está valorando si algunos de los fármacos que actualmente se administran contra la anemia en pacientes oncológicos –como Aranesp y Procrit– estimulan el crecimiento de los tumores. La reunión de expertos que deben valorar este riesgo se celebrará el próximo 4 de mayo. Ambos medicamentos son versiones artificiales de una hormona natural que produce el organismo humano, la eritropoyetina, sustancia capaz de estimular la producción de glóbulos rojos.
Investigadores europeos ya han llevado a cabo otros estudios para determinar si los productos contra la anemia pueden incrementar la eficacia de la quimio y la radioterapia. Uno de ellos llegó a la conclusión de que el tiempo de supervivencia de los pacientes con cáncer de cuello que además de recibir radioterapia recibieron uno de esos productos –en este caso NeoRecormon– se acortaba. En otro caso el ensayo tuvo incluso que interrumpirse anticipadamente al descubrirse pronto que la mortalidad entre los usuarios de Eprex -otro de esos fármacos comercializados en Europa- era más elevada
Las autoridades estadounidenses respondieron inicialmente a estos dos estudios diciendo que los riesgos no son extrapolables a los productos que se comercializan en Estados Unidos.
¿Puede saberse por qué? Los pacientes de cáncer quedan advertidos.