Extirpar otros ganglios linfáticos además del centinela es un sinsentido

Extirpar otros ganglios linfáticos además del ganglio centinela a las mujeres que padecen cáncer de mama localizado no mejora la supervivencia; es más, puede generar aún más problemas a la paciente. Tal es la conclusión de un estudio en fase III con 991 mujeres que ha durado seis años dirigido por Armando Giuliano -director del Instituto del Cáncer de Mama John Wayne en Santa Mónica (EEUU)- que presentó en la 46ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica que acaba de celebrarse en Chicago. Algo que sin embargo hoy casi todos los oncólogos hacen en cuanto hay afectación del ganglio centinela alegando que si bien no mejora la supervivencia ayuda al “control local de la enfermedad”. Sin embargo esa extirpación adicional suele causar dolor, malestar y linfedemas.