Inventan un aparato que permite inmovilizar vehículos a distancia

Emitiendo microondas que bloquean sus circuitos electrónicos

La compañía estadounidense Eureka Aerospace ha desarrollado un aparato bautizado como HPEMS que permite inmovilizar vehículos a distancia emitiendo un haz de microondas que bloquea sus circuitos electrónicos al desactivar los microprocesadores. Y propone que los instale la policía en coches, barcos y helicópteros para evitar el riesgo que entrañan las persecuciones policiales que a veces ponen en peligro la vida de personas inocentes. Sus creadores argumentan además que puede dirigirse con exactitud por lo que no afectaría a aparatos cercanos como teléfonos móviles u ordenadores portátiles. Y como el sistema no genera calor tampoco afectaría a los cuerpos.
Ahora bien, el sistema permite también impedir que funcionen aparatos electrónicos en un entorno concreto pudiendo así crear zonas -en breve de hasta cinco kilómetros- donde no podrían entrar vehículos intrusos, detener varios vehículos a la vez que estén circulando por una carretera o autopista y hasta bloquear el acceso a las fuentes de suministro energético a coches y barcos en gasolineras o alta mar. Podría asimismo utilizarse para proteger bases militares y edificios.
Se espera que el aparato que finalmente se comercialice sea pequeño, compacto, portátil y muy sencillo: una fuente de energía, un oscilador de radiofrecuencia regulable que opera entre 350 y 1.350 MHz y una antena orientable.
Lo que no cuentan es la cantidad de desastres que tal tecnología puede causar. Y no digamos ya si cae en manos de delincuentes o de terroristas, algo sumamente probable dado que se pretenden vender numerosas unidades. Lamentable.