La artemisa, eficaz para combatir el paludismo

 

La artemisa, planta aromática muy utilizada por la medicina tradicional china, posee un componente –el trioxane carboxifenilo- capaz de luchar contra el paludismo. Así lo asegura al menos el equipo de investigación del doctor Gary Posner, miembro de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos.
En los próximos meses se va a seguir probando su eficacia en diversos animales de laboratorio y, más tarde, en humanos.
Entre 500 y 600 millones de personas de todo el planeta sufren esta enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito. Cada año mueren en el mundo entre millón y medio y tres millones de afectados por este mal.