La equinácea es mejor que el Tamiflú

El extracto fresco de equinácea es mejor que el Tamiflú (oseltamivir). Es igual de eficaz y más seguro ya que hay menos riesgo de complicaciones -como bronquitis, sinusitis o neumonía- y carece de los efectos secundarios de éste -básicamente náuseas y vómitos-. Así se asegura en un ensayo clínico publicado en Current Therapeutic Research dado a conocer por el doctor Ignacio Bachiller durante el VIII Congreso de la Sociedad Española de Fitoterapia. Hablamos de un ensayo en el que participaron 473 personas con síntomas de gripe que fueron atendidos en los servicios de Atención Primaria de 29 centros de salud a la mitad de los cuales se dio Tamiflú y a la otra mitad una fórmula basada en la Equinácea purpurea. Entre quienes tomaron equinácea sufrió complicaciones un 2,46% y entre los que tomaron Tamiflú un 6,45%.

La equinácea purpurea –explicaría el doctor Ignacio Bachiller posee un potente efecto antiviral y contiene principios activos que actúan mejorando la repuesta del sistema inmune y protegiendo a las células de las agresiones víricas; además tiene efectos antiinflamatorios”. Siendo más eficaz cuanto más pronto se use pues según el Dr. Bachiller “la inhibición temprana y eficaz del virus de la gripe durante la fase inicial de una infección es especialmente importante ya que estos virus patógenos tienen el potencial de producir daños en los epitelios de las vías respiratorias. De hecho es mejor emplearla de manera preventiva tomándola 3 o 4 semanas antes de las épocas con más riesgo de resfriados y gripes”.

Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte recordamos que hace ya diez años dimos a conocer ésta y otras muchas propiedades de la equinácea como se puede comprobar leyendo en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo que con el título Equinácea, eficaz aliada contra las infecciones publicamos en el nº 77 en el que ya entonces explicamos que es antioxidante, antiinflamatoria, antidiarreica, antialérgica, microbicida (combate bacterias, virus y hongos patógenos), estimula el sistema inmune (aumenta el poder fagocítico de las células de defensa y la producción de leucocitos), desintoxica, purifica la sangre y ayuda a regenerar la piel además de aumentar la efectividad de las cremas antimicóticas que se utilizan comúnmente en el tratamiento de las infecciones vaginales recurrentes causadas por hongos como la cándida albicans.