Reconocen que los pacientes con cáncer de páncreas se mueren prácticamente todos

Cuando son tratados con quimioterapia

“La mortalidad del tumor de páncreas tiene prácticamente las mismas cifras que su incidencia lo cual significa que no logramos curar casi ningún caso. La supervivencia al cabo de cinco años es inferior al 5%. Por tanto, sabemos que el pronóstico de esta neoplasia es, hoy por hoy, el peor de todos los tumores que conocemos”. Tan contundente como sincero reconocimiento –que le honra- lo ha hecho Enrique Domínguez, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) (España), durante una conferencia que impartió en la última jornada de Martes Clínicos organizada por la Fundación La Rosaleda y celebrada en Santiago de Compostela. De ahí que afirme que lo único eficaz que puede hacerse realmente está en la prevención y en lograr un diagnóstico precoz entre las personas con mayor riesgo de sufrirlo. Y en ese sentido sorprendió que dijera que la principal causa del cáncer de páncreas es también el tabaco siendo el segundo la obesidad ya que ésta triplica el riesgo de padecerlo.
Domínguez añadiría que para que la quimioterapia sea al menos tolerable –aunque a nuestro juicio no se justifica su uso- hay que conseguir un buen estado nutricional y administrar un tratamiento sustitutivo de la acción enzimática del páncreas además de intentar disminuir la inflamación mediante “tratamientos con antioxidantes o, incluso, con antiinflamatorios”. Enrique Domínguez preside la Fundación para la Investigación en Enfermedades del Aparato Digestivo que estudia cuáles son las principales causas del cáncer de páncreas. El España son diagnosticados cada año de cáncer de páncreas entre 10 y 12 personas por cada 100.000 habitantes y aunque es el segundo tumor digestivo en frecuencia –tras el de colon- supone la cuarta causa de muerte por cáncer.