Un cactus, ¿remedio para la obesidad? 

Un cactus africano que utilizan desde hace siglos los cazadores de la tribu sudafricana Kung para no tener hambre durante los largos periodos que pasan cazando podría ser un buen remedio contra la obesidad.
La empresa farmacéutica Phytopharm -especializada en extraer medicamentos de las plantas- ha descubierto que ello se debe a uno de los componentes activos del cactus, llamado P57. La empresa empezó a investigar sobre él hace ya tres años y las pruebas clínicas se encuentran bastante avanzadas.
Se da tanta importancia al descubrimiento que se ha construido una fábrica en Sudáfrica para fabricar el nuevo medicamento antiobesidad extraído del cactus y se cultiva en parcelas especiales. Los derechos de comercialización se los ha vendido la empresa a la multinacional Pfizer