Chi-Pro: un sorprendente aparato que ayuda en numerosas enfermedades

 

Para el ser vivo la necesidad de respirar es incluso más inmediata que la de comer y beber. Simplemente, sin la cantidad suficiente de oxígeno no hay salud ni vida. De hecho, muchas de las dolencias que nos aquejan están relacionadas con una permanente falta de oxigenación de nuestras células. Les hablamos por ello una forma novedosa de “darles un respiro” y, de paso, mejorar nuestra salud y bienestar: el Chi-Pro.

En estas páginas hemos hablado ya en varias ocasiones de la importancia de la respiración para nuestra salud. La idea es simple: sin una adecuada oxigenación no hay salud y, en última instancia, no hay vida. Conscientes de ello cada vez más personas recurren al aerobic, al yoga, al tai-chi, al footing, a la natación, a la respiración controlada, etc., métodos eminentemente aeróbicos que ayudan a oxigenar el cuerpo y mantenerse sano.
Pues bien, hoy proponemos otro que supera los beneficios de los anteriores y evita sus inconvenientes. Se trata de una máquina llamada Chi-pro que es el resultado de 40 años de investigación de un médico japonés, el doctor Shizuo Inoue, quien ha dedicado media vida a determinar hasta qué punto existe una relación directamente proporcional entre los niveles de oxígeno en el cuerpo y la calidad de vida del individuo.

COMO PEZ EN EL AGUA

Hace más de 20 años, cuando ya llevaba otros tantos practicando la medicina, las musas visitaron al doctor Inoue mientras paseaba por un parque en Japón. El doctor se paró a observar los gráciles movimientos de un pez que nadaba en un estanque del parque y en ese momento se dio cuenta de que la envidiable salud del animal se debía a la constante ondulación de su espina dorsal ya que ese movimiento hacía que todo su cuerpo estuviera permanentemente ejercitado y oxigenado. “Siempre me había preguntado –afirma Inoue- de qué forma sería posible llevar oxígeno a cada una de las células además de con la respiración consciente. Y después de observar a aquel pez lo supe: deberíamos movernos como ellos en el agua. Desde entonces mi objetivo fue demostrarlo”.
Algún tiempo después, con ayuda de unos ingenieros, aquella idea se convirtió en el Chi-pro, un aparato de aerobic pasivo que actúa como un potente oxigenador de todo el cuerpo. De hecho, con esta máquina la persona obtiene un movimiento ondular que se desplaza como si describiera el dibujo de un imaginario ocho colocado en posición horizontal que simula al de un pez. Gracias a ese movimiento de todo el cuerpo -se percibe incluso externamente- el organismo aumenta los niveles de oxígeno de tal forma que en sólo 15 minutos obtiene la misma oxigenación que con una hora de ejercicio aeróbico. Y ello hace que mejore la función inmunitaria, la producción de sangre, el funcionamiento del sistema nervioso autónomo, el de los órganos y la columna vertebral. En suma, aumenta la sensación global de bienestar. Y todo por una mejor y mayor oxigenación del cuerpo. Inoue lo explica así: “El oxígeno es la mayor fuente de salud y su falta la raíz de toda enfermedad. La deficiencia de oxígeno es la diferencia entre estar sano o no”.

¿CÓMO FUNCIONA?

La máquina Chi-pro es muy fácil de usar y quienes la han probado afirman que sus excelentes resultados se perciben de forma inmediata. Sólo hay que tenderse en el suelo con los tobillos apoyados sobre el soporte de que dispone la máquina y la espalda relajada. Entonces el aparato somete todo el cuerpo a un agradable y constante vaivén zigzagueante -similar al movimiento de un pez- que lo masajea de pies a cabeza. Estos armónicos movimientos no sólo liberan la columna y hacen llegar más oxígeno a las células del cuerpo sino que además generan una energía que se desplaza en forma de “ocho horizontal” cuyo punto de intersección se encuentra en el plexo solar del individuo. De esa forma el zigzag que describe el cuerpo por efecto de este aparato activa también el flujo del chi o “energía vital” de la que habla la milenaria medicina china. De ahí precisamente el nombre de la máquina.
“Cuando elChi-pro se para–explica el doctor Inoue- la persona experimenta un agradabilísimo hormigueo del fluir de lo que los chinos denominan chio fuerza vital. Es conveniente disfrutar de esa sensación unos minutos y no levantarse en cuanto se detiene el aparato ya que la energía vital recorriendo el cuerpo sume en un estado de serenidad y vitalidad. Por eso es muy útil para personas que se encuentren con falta de motivación o constantemente irritadas ya que pueden tener un chique no fluye correctamente”.
En suma, se trata de un aparato que se puede utilizar para relajarse, como ayuda en la meditación, para recuperarse tras una actividad física o deportiva o, simplemente, como herramienta para mantener el cuerpo sano y tonificado sin los pequeños inconvenientes del ejercicio físico. “El Chi-pro –afirma Inoue- maximiza la oxigenación de las células del cuerpo, responsables de la curación. El ejercicio físico normal es también beneficioso pero puede en ocasiones comprimir los discos de las vértebras o causar fatiga y estrés físico. Y hasta convertirse en ejercicio anaeróbico y, por tanto, no recomendable cuando el individuo sobrepasa sus propios límites físicos. Sin embargo, esta máquina de aerobic pasivo ayuda a estar sano y en forma sin pérdida de energía, sin estrés y sin esfuerzo”.
En cuanto a la duración de cada aplicación puede regularse con un temporizador y dependerá del tipo de efecto que queramos conseguir de la máquina. Eso sí, sea cual sea el uso que se le vaya a dar es necesario beber un vaso de agua antes y después de la aplicación para facilitar la eliminación de toxinas o desechos metabólicos del cuerpo a través de la orina.
Hay que agregar que no se han descrito efectos secundarios ni contraindicaciones y lo puede utilizar toda persona que cumpla un único requisito: poder tenderse en el suelo por sí mismo o con ayuda de otro. La ausencia de riesgos se debe a que la precisión en el diseño de la máquina permite que trabaje en perfecta armonía con los ritmos naturales del cuerpo. “Cuando pasados unos pocos minutos de aplicación el individuo se relaja y disfruta del rítmico movimiento que va de lado a lado de su cuerpo –describe el doctor Inoue- empieza a experimentar un bienestar físico y mental que inmediatamente se traduce en bienestar emocional y salud. Se consigue un equilibrio interior y exterior, aumenta la vitalidad, se elimina el estrés y se relaja la musculatura sin dañar la columna”.

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS

Los muchos años de aplicación de Chi-pro -máquina que se utiliza hoy en clínicas de medio mundo- ha llevado al doctor Inoue a comprobar los siguientes efectos terapéuticos:

-Activa el metabolismo celular. Al estimular el sistema nervioso simpático abre los bronquiolos de los pulmones, aumenta el intercambio de oxígeno entre éstos y el torrente sanguíneo, mejora el metabolismo celular y se produce una oxigenación mayor de los tejidos corporales. Según Inoue, con 15 minutos de utilización se recibe el oxígeno equivalente a hora y media caminando o a una hora de aerobic.
Equilibra la columna. Durante la aplicación de este aparato el individuo se encuentra tumbado por lo que la columna vertebral está libre de peso y de presión. En esa posición la máquina mueve y ondula el cuerpo libremente de forma que algunas complicaciones relacionadas con las vértebras cervicales dorsales y/o lumbares pueden corregirse o eliminarse.
Mejora el sistema inmune. Lo logra al estimular la producción de globulina.
Aumenta la producción de sangre. La acción de la máquina sobre la médula aumenta la producción de sangre lo que, a su vez, mejora la oxigenación del cuerpo.
Facilita la recuperación del equilibrio del sistema nervioso autónomo. Cuando los sistemas nerviosos simpático y parasimpático no están en armonía pueden aparecer dolencias como insomnio, problemas digestivos, palpitaciones, ansiedad, estreñimiento, neurastenia, dolores y estrés mental, entre otros.
Optimiza las funciones de los órganos.
-Estimula la limpieza y desintoxicación del cuerpo ya que activa los ganglios linfáticos
Asimismo, mejora el aspecto, transparencia y luminosidad de la piel; fortalece y tonifica los glúteos y caderas; reduce el abdomen y el peso; alivia el síndrome de manos y pies fríos; alivia muchos dolores de espalda y mejora la postura.

Sólo queda añadir que el Chi-pro se ha utilizado como adyuvante en el tratamiento de patologías muy diversas: migraña, insomnio, vértigo, amnesia, entumecimiento de los nervios faciales, inflamación y zumbido de oídos, presión sanguínea alta, amigdalitis, cataratas, miopía, dolor de cabeza, tumefacción del tiroides, contracturas musculares, dolor en los nervios superiores del cuerpo, entumecimiento, falta de fuerza, inflamación de tráquea, asma, dolencias del corazón, del hígado o del estómago, diabetes, alergias, riñones inflamados, artritis, reumatismo, endurecimiento de las arterias, formación de piedras, apoplejía, descenso de las funciones del sistema inmune, estreñimiento, disentería, hernia, venas varicosas, dolores menstruales, ciática, rodillas doloridas, dificultad al orinar, piernas débiles, plantas de los pies doloridas, inflamación de vejiga, matriz caída, inflamación del intestino ciego, hemorroides, etc.
Un auténtico lujo para la salud.

Sara Muñoz

Este reportaje aparece en
56
Diciembre 2003
Ver número