Cómo curar enfermedades rápidamente con Acupuntura Auricular

La Auriculomedicina, Auriculoterapia o Acupuntura auricular es un método terapéutico y diagnóstico que se fundamenta en la existencia en el pabellón auricular de unos puntos y zonas biológicamente activos que sólo se detectan cuando existe algún trastorno en el organismo y cuya estimulación produce un efecto que se traduce en la mejoría o desaparición de las molestias que aquejan a la persona enferma. Así ocurre en casos de trastornos funcionales digestivos e intestinales, estrés, insomnio, ansiedad, migrañas y neuralgias así como dolores musculares y articulares. Y gracias a un nuevo aparato estimulador ya se puede conseguir hacerlo sin clavar agujas y sin los costes de un láser.

“La Auriculomedicina es, a la vez, como un cuadro de control donde se aprecian las alteraciones del organismo y un tablero de mando donde, apretando determinadas teclas, pueden corregirse ciertas alteraciones”.Así define esta disciplina el libro “El desafío de la Auriculoterapia. El hombre reflejado en su oreja” escrito por el doctor Victorino Martínez Figuereo.

Se trata de una técnica reflexoterápica de origen occidental que data de hace unos 50 años y que fue estructurada, codificada y puesta a punto por el doctor francés Paul Nogier. Con ella se están obteniendo excelentes resultados en el tratamiento de múltiples patologías.

¿EN QUÉ SE BASA LA AURICULOTERAPIA? 

Al igual que la Acupuntura clásica china, la Auriculoterapia se basa en la existencia del principio fisiológico del reflejo, es decir, de una respuesta ordenada del organismo a un impulso externo o interno que es procesado por el sistema nervioso central.

Pues bien, en la oreja –como en el pie- existen puntos reflejos que se relacionan con cada zona, órgano, sistema, aparato, víscera, etc., del cuerpo. Y sólo cuando una zona corporal abandona su equilibrio fisiológico pueden detectarse en la oreja puntos y zonas biológicamente activos alterados que están denotando un trastorno en el organismo. Una vez detectados, lo que se hace es estimularlos por medios diversos –masajes, agujas, corrientes eléctricas, láser, etc. Con esa estimulación, y mediante complicados mecanismos reflejos, se logra modificar y corregir los trastornos observados en el organismo.

DIFERENCIA ENTRE AURICULOTERAPIA Y ACUPUNTURA 

¿Y qué diferencia la Auriculoterapia de la Acupuntura tradicional? Pues que en la acupuntura clásica china los puntos biológicamente activos son detectables siempre, independientemente del estado de salud del sujeto explorado, mientras que los puntos de acupuntura auricular sólo lo son en situaciones de enfermedad. Es decir, solamente cuando una estructura anatómica o funcional del organismo abandona su equilibrio fisiológico aparecen en la oreja unos puntos sensibles a la presión que, a la vez, manifiestan una alteración en sus parámetros eléctricos.

Precisamente el hecho de que los puntos auriculares sólo existan en situaciones de alteración patológica facilita que puedan ser utilizados no sólo con una intención terapéutica sino también diagnóstica permitiendo a veces aclarar casos difíciles en los que existe una sintomatología oscura y poco definible. Y si es cierto que “un buen diagnóstico es la mitad de una curación” no cabe duda de que la Auriculoterapia es una alternativa que deberemos tener en cuenta.

DIAGNÓSTICO AURICULAR 

Como decíamos, cuando existe una alteración o trastorno patológico en cualquier parte del organismo se produce en su punto correspondiente en el pabellón auricular un cambio en cuanto a sensibilidad y características eléctricas. Porque todo órgano está reflejado en la oreja. El punto se vuelve entonces doloroso a la palpación y la presión y se produce una alteración de su conductividad eléctrica observándose un aumento o disminución de su potencial respecto de las zonas situadas alrededor del mismo. Esto permite una localización fácil del punto alterado y poder tratarlo mediante estímulos que corrijan la información patológica gracias al sistema reflejo establecido desde la oreja hasta al sistema nervioso central y de éste hacia todas las zonas del organismo.

ALTERNATIVA A LAS AGUJAS 

Clásicamente, los puntos patológicos del pabellón auricular -y los trastornos internos que su alteración denota- se tratan mediante la inserción de agujas de Acupuntura y, en algunos casos de extraordinaria sensibilidad a las agujas, mediante el empleo de láser. Pero desde hace dos años existe una alternativa más económica que el láser y que pueden utilizar personas especialmente sensibles a las agujas.

Y precisamente para hablar de esta tercera posibilidad nos pusimos en contacto con Vicente Bagué, graduado en Medicina Tradicional China y profesor del Instituto Superior de Medicina Tradicional de Barcelona que, además, presta sus conocimientos a una empresa barcelonesa que ha desarrollado un dispositivo reequilibrador de los puntos biológicamente activos descritos por la Medicina Tradicional China y por la Auriculomedicina. Hablamos del prototipo Protark BAP Harmonizer -que así se llama- y que se trata de un sencillo puntero metálico recubierto de plástico cuya apariencia se asemeja a un rotulador de los que se usan para el subrayado de textos.

-Tenemos entendido que el Harmonizer actúa sobre los puntos de la oreja alterados, pero, ¿cómo se detectan éstos?

-Los procedimientos que permiten detectar los puntos patológicos sobre el pabellón auricular son variados. Por ejemplo, el punto es fácilmente detectable en tanto no se comporta como los que tiene alrededor. Y es que durante los procesos patológicos presenta siempre modificaciones neurovegetativas, fisiológicas o físicas. En fin, el caso es que los puntos reflejos del pabellón auricular se pueden detectar de varias formas. En primer lugar, observando si en la oreja hay alguna zona escamada y reseca: así ocurre en algunos casos de enfermedades de larga duración o crónicas. En segundo lugar, presionando las distintas zonas de la oreja para ver si duele algún punto concreto y en qué medida. Si así sucede refleja la existencia de un problema en el órgano relacionado. En tercero, usando determinados aparatos que detectan la reactividad eléctrica de los puntos que, cuando están alterados, varían sus parámetros eléctricos normales. Y, en cuarto, mediante las alteraciones que se pueden percibir al registrar la llamada señal autónoma vascular.

-¿Cómo está construido el Harmonizer?

-Debo empezar diciendo que todos los elementos que lo componen fueron seleccionados, diseñados y calculados para que generen una corriente galvánica ultradébil que actúa como señal portadora del patrón de frecuencias que los mismos emiten. Esta señal emitida tiene propiedades armonizadoras de los procesos biofísicos y actúa de forma efectiva reequilibrando los puntos y zonas auriculares biológicamente activos que se encuentren alterados.

-¿Y cómo se utiliza?

-De forma muy sencilla. Una vez encontrados los puntos patológicos a tratar en el pabellón auricular, el terapeuta –este dispositivo está diseñado para que lo utilicen personas experimentadas y conocedoras de la técnicasubyacente- coloca el Harmonizer a escasos milímetros de la piel sobre el punto alterado y hace pequeños giros hacia la derecha sobre él entre 30 segundos y un minuto. Y añadiré que si bien la acción directa se ejerce sobre ese punto determinado de la oreja, en realidad lo que se está tratando es la región interna con la que está relacionado ese punto.

-¿Y en qué tipo de enfermedades se ha demostrado su utilidad? 

-Se ha constatado su eficacia sobre todo en el tratamiento de trastornos funcionales como los digestivos y los intestinales y en casos de estrés, insomnio, ansiedad, migrañas y neuralgias así como de dolores musculares y articulares.

-¿Cuántas sesiones se precisan para completar un tratamiento?

-Habitualmente bastan con 6 para obtener un resultado bueno y duradero, cuando no definitivo. Aunque desde la primera sesión se percibe ya mejoría de la dolencia.

Ahora bien, cuando se tratan dolores localizados en el sistema músculo-esquelético conviene que el terapeuta refuerce la acción de la Auriculoterapia mediante la aplicación del dispositivo directamente sobre la zona afectada o en los puntos dolorosos que el paciente indique específicamente. En ese caso se procede exactamente igual: una vez localizado el punto más doloroso a la presión se coloca el Harmonizer justo encima, sin tocar la piel, y se le hace girar en torno a ese punto. Eso sí, en este caso deberá hacerse durante entre 1 y 3 minutos.

-Y dígame, ¿son muchos los terapeutas que están utilizando estos aparatos ya en España?

-Cada vez más porque se trata de un instrumento diagnóstico y terapéutico excelente. Y si lo hacen es porque con él obtienen buenos resultados, es eficaz, indoloro y no provoca ningún efecto secundario.

L. J.

Este reportaje aparece en
36
Febrero 2002
Ver número