Propiedades de la levadura de cerveza


Rica en proteínas de alto valor biológico la levadura de cerveza contiene todos los aminoácidos esenciales –es decir, los que el organismo no puede sintetizar por sí mismo- siendo asimismo rica en vitaminas del grupo B, hierro, cromo y zinc. Es pues útil como complemento de las dietas vegetarianas así como en los casos de anemia, diabetes, nerviosismo, insomnio, embarazo y cuidado de la piel, las uñas y el cabello. Asimismo ayuda a regular el colesterol y el sueño mejorando la circulación sanguínea. Producto natural que proviene de la elaboración de la cerveza durante el proceso de fermentación no contiene sin embargo alcohol. Es útil pues en numerosas afecciones sin producir efectos secundarios negativos.

La levadura de cerveza es producida por un tipo de hongo unicelular científicamente conocido como Saccharomyces cervisiae que es imprescindible para la fermentación delos granos germinados del cereal que dan lugar a la malta en el proceso de fabricación de la cerveza. Ese proceso de multiplicación del hongo va consumiendo los azúcares de la malta produciendo alcohol y anhídrido carbónico con desprendimiento de calor hasta que una vez formada la cerveza -al terminar la fermentación por agotamiento del azúcar- en el fondo de los depósitos queda un poso formado por las células vegetales sobrantes. Pues bien, ese poso -en forma de crema espesa- constituye la levadura fresca que, para poder ser comercializada como suplemento nutricional, requiere que antes se destruyan sus microorganismos mediante lisis (ruptura). Con lo cual la levadura pierde su capacidad fermentativa pero conserva muchas de sus propiedades nutritivas.

Y es que la levadura de cerveza es una de las fuentes naturales más ricas en aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas que intervienen en la formación de hormonas, neurotransmisores (tanto en el cerebro como fuera de él), sustancias nitrogenadas -como la creatinina- y otras muchas presentes en el organismo.

No olvidemos que todas las proteínas están formadas por 22 aminoácidos de los que 8 son esenciales para nuestra vida; es decir, no los fabrica el cuerpo y por tanto hay que obtenerlos con los alimentos. Son la valina, laleucina, laisoleucina, latreonina, el triptófano, lalisina, lametionina y lafenilalanina. Otro aminoácido esencial pero sólo en el caso de los bebés es la histidina; luego, al crecer, sí lo sintetiza el cuerpo. Los otros trece aminoácidos proteicos son el ácido aspártico, el ácido glutámico, la alanina, la arginina, la cisteína, la asparragina, la glicina, la glutamina, la prolina, la serina, la tirosina la selenocisteína y la pirrolisina (los dos últimos no aparecen en la mayor parte de los libros –si en cambio en La Dieta Definitiva– porque se descubrieron recientemente: la selenocisteína en 1986 y la pirrolisina en 2002). Bueno, pues los ocho aminoácidos esenciales están presentes en la levadura de cerveza.

La importancia de los aminoácidos es tal que siempre que el organismo atraviesa una crisis de salud -sea por desnutrición aguda o crónica, traumatismos, trastornos articulares o musculares, alteraciones en el tracto gastrointestinal, hepatitis, trastornos neurológicos, problemas emocionales, etc.- su presencia en sangre sufre importantes variaciones que es preciso corregir. Por esa razón la levadura de cerveza, como complemento nutricional, es tan eficaz en la recuperación de buen número de patologías.

Asimismo es importante su alto contenido -(0,45 %)- en glutatión, untripéptido formado por tres aminoácidos –cisteína, ácido glutámico y glicina– que se considera el más poderoso antioxidante natural del organismo y que es básico como auxiliar para la desintoxicación de las células hepáticas.

Pero es que además la levadura de cerveza es una de las mejores fuentes naturales de vitaminas del complejo B -tiamina, riboflavina, niacina, B6, ácido pantoténico, biotina, y ácido fólico- y minerales -incluyendo el cromo, el zinc, el hierro, el fósforo, el potasio, el calcio y el selenio-. Y constituye igualmente una buena fuente de proteínas pues contiene aproximadamente 16 gramos de proteína por cada 30 gramos de levadura en polvo.

Sin olvidar que es también una buena fuente de ARN, ácido nucleico que aumenta la inmunidad y puede ayudar en la prevención de enfermedades degenerativas así como retardar el proceso de envejecimiento.

MUCHOS BENEFICIOS EN PEQUEÑAS CANTIDADES 

La levadura de cerveza tiene pues una acción a la vez preventiva y curativa. La lista de beneficios para la salud que pueden obtenerse con su consumo sería interminable, como interminable resulta la lista de propiedades atribuidas por separado a los aminoácidos, vitaminas y minerales presentes en ella más las propiedades derivadas de todas las sinergias obtenidas con su combinación. Éstos son, en cualquier caso, algunos de los más significativos:

1) La presencia de aminoácidos como el triptófano y la tiamina (vitamina B1), por su importancia para el funcionamiento cerebral y la evolución de los estados emocionales, hacen de ella una gran ayuda en casos de depresión, irritabilidad, pérdida de concentración y de memoria, agotamiento y otros trastornos del sistema nervioso central.

2) Es una de las mejores fuentes naturales de cromo,oligoelemento esencial conocido también en su forma biológica como Factor de tolerancia a la glucosa o GTF. Dos cucharadas de levadura de cerveza producen alrededor de 120 microgramos de cromo, la cantidad diaria recomendada. El cromo es un factor importante en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre pues altos niveles de él aumentan la tolerancia a la glucosa yayudan a un mejor control de la insulina. Lalevadura de cerveza mejora asimismo los síntomas de la diabetes y la hipoglucemia. Y puede ayudar a prevenir que la diabetes se desarrolle en personas con antecedentes familiares de la enfermedad y en aquellos que tienen problemas con el metabolismo del azúcar. Cabe agregar que el cromo funciona también como antioxidante y libra al cuerpo de toxinas y radicales libres lo que promueve la renovación celular y la regeneración.

3) Fortalece el sistema inmune; entre otras razones por ser una buena fuente de selenio, potente antioxidante quecontribuye a mejorar el funcionamiento de la tiroides y ayuda a evitar el hipotiroidismo, el hipertiroidismo y el bocio.

4) Estimula la fertilidad, especialmente en los hombres. Sobre todo por su riqueza en L-carnitina, fundamental para el buen funcionamiento de las células espermáticas. La L-carnitina es responsable también del transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias encargadas de la producción de energía por lo que ayuda a combatir la fatiga.

5) Es rica en vitaminas del grupo B por lo que resulta eficaz en la mejora de la piel, el cabello y los ojos. Este grupo de vitaminas también ayuda en la descomposición de las grasas, carbohidratos y proteínas. Es más, son esenciales para mantener el funcionamiento saludable de los sistemas digestivo y nervioso.

6) Contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para construir y reparar tejidos, huesos, músculos y cartílagos. Es más, también colabora en la producción de enzimas y hormonas.

7) Regula el nivel de colesterol en sangre haciendo que los niveles de LDL y HDL sean los adecuados.

8) Los betaglucanos que asimismo contienen mejoran la cicatrización de heridas mediante la activación de los macrófagos y del crecimiento de las células de la piel y los capilares.

9) Ayuda a prevenir el estreñimiento ya que 30 gramos de levadura de cerveza contienen aproximadamente 6 gramos de fibra dietética (el 24% de la cantidad diaria recomendada). Y la fibra es una parte importante de la dieta ya que ayuda a aumentar el grueso de la materia fecal con lo que mejora nuestra función intestinal básica; no sólo para el sistema digestivo sino para los sistemas inmunitario y nervioso. E igualmente se ha mostrado útil en casos de diarrea al actuar estimulando el crecimiento de bacterias beneficiosas en los intestinos.

10) Por lo que respecta a su contenido mineral la levadura de cerveza es rica en fósforo y potasio. El primero es indispensable para el equilibrio ácido-básico de la sangre; el segundo interviene de modo fundamental en el metabolismo celular del agua. Y aunque en menor cantidad también contiene calcio -mineral necesario para la adecuada formación ósea- y hierro -indispensable en la hemoglobina de la sangre.

Cabe agregar que losveterinarios recomiendan la levadura de la cerveza a los dueños de mascotas como repelente de insectos porque su gran aporte en vitaminas del grupo B cambia el sabor de su sangre haciendo que ni las pulgas ni las garrapatas se les acerquen. De hecho la cantidad de tiamina o vitamina B1 que hay en la levadura de cerveza actúa igualmente en los humanos como repelente de mosquitos.

Obviamente podríamos seguir hablando de algunas otras de las propiedades de la levadura de cerveza pero lo ya expuesto sirve para demostrar su valor nutricional. Siendo su consumo recomendable a todas las edades pero especialmente entre la población infantil y los ancianos a fin de evitar carencias ya que la falta de aminoácidos, vitaminas y minerales puede ocasionar debilidad muscular, nerviosismo, insomnio, trastornos emocionales, pérdida de memoria, irritabilidad y otros muchos problemas de salud.

Añadiremos que actualmente la levadura de cerveza se presenta en forma de polvo, líquido, copos y comprimidos pero es conveniente asegurarse de que no se confunde con otros tipos de levadura que no poseen un valor nutricional tan alto.

Sepa finalmente que aunque la levadura de cerveza tiene un sabor amargo se puede mezclar tanto con alimentos salados como dulces. Así, se puede añadir al agua, a las palomitas de maíz, al zumo de tomate o de otras verduras y frutas, a sopas, guisos, batidos y licuados, a salsas, al puré de patatas y, en realidad, a cualquier cosa que comamos a diario. Añadir una pequeña cantidad de levadura de cerveza a los alimentos y bebidas que ingerimos es beneficio para la salud.

PRECAUCIONES 

Ahora bien, debe tenerse en cuenta que la levadura de cerveza tiene también un alto contenido en purinas -un 2 %- por lo que no es recomendable en los casos de quienes padecen gota por exceso de ácido úrico o son propensos a la formación de cálculos renales. Y, como es lógico, tampoco le vendrá bien su ingesta a las personas alérgicas a las levaduras ni a quienes padecenenfermedades intestinales, infecciones vaginales o candidiasis. Queda añadir que en los diabéticos puede modificar sus necesidades de insulina.

Por lo demás es verdad que su consumo inicial puede causar hinchazón y formación de gas por lo que siempre es mejor empezar su consumo con cantidades pequeñas -menos de una cucharadita al día- para ir aumentando gradualmente la cantidad. Eso sí, si en su caso le provoca náuseas o diarrea deje de consumirla de inmediato. Puede ser intolerante a ella.

Sonia Barahona

Este reportaje aparece en
131
Octubre 2010
Ver número