Restringir el uso de la glucosa es una de las claves para la curación del cáncer

Las células cancerosas necesitan para poderse dividir y multiplicar gran cantidad de glucosa y en impedir tal situación puede estar la clave de la curación del cáncer. Pues bien, un equipo del Grupo de División Celular y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) coordinado por Marcos Malumbres ha demostrado que puede bloquearse la glicólisis de las mismas -el mecanismo molecular que permite extraer la energía de la glucosa– con un inhibidor -el 3PO- que actúa sobre una proteína específica: la PFKFB3. Y ha constatado que es eficaz en células de cáncer de mama. El trabajo explicándolo en detalle acaba de publicarse recientemente en Nature Cell Biology. Se trata de un hallazgo importante y hemos tenido oportunidad de hablar con él de ello.

Este reportaje aparece en
188
Diciembre 2015
Ver número